13/04/2021
rebelión en salud

Neuquén: los autoconvocados rechazan el miserable bono del gobierno

Sigue firme la huelga y se derrotan los intentos de arremeter contra los cortes.
Por César Parra concejal de Neuquén capital por Frente de Izquierda- Unidad

Luego de una mesa de negociación de más de cinco horas sin ningún ofrecimiento, el gobernador Gutiérrez, junto a la plana mayor de ministros, anunció un bono de $30.000, pagaderos en tres cuotas.: $10.000 en abril, mayo y junio. El anuncio representa una impostura. Primero, porque no satisface el reclamo central de recomposición salarial, luego de que el salario de los trabajadores/as estuvo congelado en todo el 2020, con deudas en 2019 y cuando para el 2021 se estipuló un 15% en un marcado proceso inflacionario. Y segundo, porque se produce bajo la figura de “reconocimiento”, cuando el anuncio se hace después de 47 días de huelga, cinco días en Vaca Muerta y tres días en gran parte de la provincia. Tampoco incluye a los jubilados y deja afuera el pase a planta de los eventuales.

Cruzada oficial contra la huelga

El anuncio del llamado” bono Covid” estuvo precedido por una fuerte campaña del gobierno contra la huelga. La ministra de Trabajo y Justicia, Vanina Merlo, señaló que de 10 trabajadores en los piquetes solo dos eran de salud. En esa línea, la ministra de Salud, Andrea Peve, enfatizó que el conflicto pasó de ser una “cuestión de salud” a un “conflicto político”. En su afirmación, la ministra no se percata que ni siquiera dieron una respuesta cuando fue “un conflicto de salud”. Aunque estas aseveraciones son clásicas de los gobiernos, lo cierto es que se trata de una reacción del gobierno para buscar un desprestigio de la lucha de salud en la comunidad. La derrota de este operativo fue abismal, puesto que el apoyo de la comunidad es abrumador.

Flexibilización y tensiones en los cortes

La otra gran maniobra del gobierno fue colocar a los autoconvocados como intransigentes que no han flexibilizado las medidas. Este hecho oculta que los compañeros/as habían decidido que una vez presentada la propuesta salarial se flexibilizarían las medidas mientras dure la negociación. La decisión de no flexibilizar  antes de una propuesta concreta se demostró correcta en virtud de que se comprobó que el gobierno fue a la mesa sin  propuesta salarial, para solo señalar  que estaba “trabajando en ella”. Hoy se conoció que esa propuesta, era el llamado “bono covid”.

Por otra parte, se están produciendo tensiones permanentes con minoritarios grupos de camioneros, los cuales son alimentados por las declaraciones de los gobiernos y por la liberalización de la zona por parte de la policía provincial. Sin embargo, aunque se operaron flexibilizaciones en diferentes piquetes, en los que están ubicados en la zona de Vaca Muerta los mismos han sido totales. Cabe destacar que ante los intentos de atropellar contra los cortes, son las compañeras de salud quienes se plantan. Otra vez la primera línea en acción.  Así también es notable el acompañamiento de la comunidad ante la inminencia de incidentes.

Huelga histórica

La batalla que están librando los trabajadores/as de salud es central para todo el movimiento obrero argentino. Se procesa una experiencia con gran disposición de los trabajadores en derrotar el pacto social operados por los gobiernos, tanto provincial y nacional en concurso con las direcciones sindicales. La lucha de salud es vital, puesto que también representa la superación burocracia sindical como chaleco de contención. Por ello, es riquísimo el proceso que refleja una gran conciencia y una confianza en las fuerzas de los trabajadores.

Asimismo, el gobierno de Gutiérrez juega al límite buscando que la huelga se derrumbe. La oposición patronal, principalmente el Frente de Todos, dice acompañar la lucha de salud de la boca para afuera, pero ha dado sobradas muestra de que sostienen a Gutiérrez. Es que el Frente de Todos se negó a convocar a una sesión especial, a propuesta de nuestra compañera Patricia Jure; busca integrar a la burocracia de ATE a la mesa de negociación y se suma en los hechos a la cantinela del “diálogo” como recurso contra los piquetes.

Son horas decisivas las que se viven. Los trabajadores rechazan el bono por no constituir una recomposición salarial. La lucha sigue con piquetes, ruidazos y una gran movilización de mañana, miércoles 14. El Partido Obrero y sus agrupaciones estamos al pie del cañón acompañando.

También te puede interesar:

Por mayoría y a instancias de César Parra, concejal del PO-FIT.
Se dió en el marco de un paro nacional de trabajadores de prensa.
En medio de la segunda ola, el gobierno ataca los trabajadores de salud. Vamos por un gran paro hospitalario