02/11/2000 | 686

Neuquén: Victoria salarial de los obreros de la construcción

Al calor de las obras como el Mega o la planta de Metanol, la dirección local de la Uocra gestionó ante las empresas una escala salarial de hasta un 100% por encima del con­venio. Las empresas acepta­ron.


Nuevas obras, como el su­permercado Jumbo, desde el inicio reconocieron la escala salarial con aumento.


De modo que poco a poco los obreros de las otras obras, sobre todo la obra pública pro­vincial realizada por empresas afiliadas a la Cámara patro­nal local, iniciaron una pre­sión para que a ellos también se les reconozca la escala con el aumento salarial.


Ante las movilizaciones masivas a la Casa de Gobier­no, Sobisch emitió un decreto donde “reconoce los acuerdos salariales que las empresas alcancen con el gremio”. Lo mismo hizo el intendente de Neuquén.


Al arrancar de sendos go­biernos el aval, los trabajado­res dieron por sentado, con justa razón, que el aumento se había generalizado, así que re­doblaron su presión sobre las patronales locales.


Estas aducían que el de­creto no implicaba un aumen­to, sino que “reconocía” los acuerdos que se alcancen, pero que no los obligaba a su pago.


Los obreros amagaron con el inicio de un paro por tiempo indefinido que no progresó an­te convocatorias de último mo­mento del gobierno para nego­ciar. El gobierno trataba de ganar tiempo, abriendo un compás de espera. Pero las di­laciones no daban para más, y el aumento seguía sin pagarse en muchas obras.


Así que el lunes pasado se inició de nuevo la huelga de todas las obras que no paga­ban con la nueva escala.


En Junto de los Andes los obreros cortaron la ruta turís­tica que lleva a Chapelco y los Siete Lagos, En otros lugares se ocuparon obras.


Al final, la patronal reacia de la Cámara local se notificó del reclamo y, vía una habili­tación que negoció con el go­bierno para que le reconozca el “mayor costo”, se avino a pa­gar el salario con aumento, que lleva al ayudante a 2,10 pesos la hora y a 2,89 al oficial especializado.


Los obreros de la construc­ción han conseguido así una doble victoria: un aumento sa­larial muy importante, y esto debido al método de la lucha de clases (la huelga, los cortes, las movilizaciones, etcétera).


Esta escala salarial se de­be transformar en el puntapié inicial para un reclamo gene­ralizado de todos los obreros de la construcción del país. Demuestra que la lucha rinde sus frutos, y que mantener pa­ralizado al movimiento obrero sólo es un servicio que las bu­rocracias prestan a las patro­nales y al gobierno.


Los obreros de la construc­ción de Neuquén fueron por más y consiguieron más. Va­yamos por lo nuestro de norte a sur y de este a oeste.

También te puede interesar:

Se impulsan caravanazos y el apoyo a las luchas en curso.
Mientras, alegan que “deben endeudarse” para pagar los salarios de los trabajadores estatales.
En 2011, cuando era subsecretario de Acción Social de Nequén, fue denunciado por abusar sexualmente de mujeres valiéndose de su cargo en el poder.
El reclamo por el derecho laboral gana lugar dentro del movimiento obrero de la región.