Sindicales

23/6/1993

|
394

Ni Congreso ni extraordinario

Este congreso fue convocado bajo una forma de jornada de capacitación laboral para tratar el tema “La Escuela y La Comunidad”. No funcionó en forma plenaria, sino dividido en comisiones Marta Maffei, secretaria adjunta de Ctera, declaró de entrada que antes los sindicatos luchaban por las reivindicaciones y ahora se dedican, en cambio, a la capacitación.


La panelista principal (una socióloga) expresó que como no era un momento de grandes luchas había que guardar fuerzas y dedicarse a realizar un trabajo comunitario en los barrios donde las escuelas estaban ubicadas. Afirmó sin ambages que estábamos en presencia de una derrota histórica ¿Qué propósito puede perseguir semejante afirmación, si no es desmovilizar a los docentes?


Los 300 asistentes al congreso fueron reunidos para escuchar las palabras de Yasky, adjunto de Mary Sanchez en SUTEBA. Yasky señaló que frente al hecho consumado de la transferencia de las escuelas nacionales a la provincia había que pelear por una ley provincial de educación.


Yasky se ocupó sólo al final de mencionar la movilización del 18 de junio, llamada por la Conadu, Ctera y la FUA.


Yasky planteó que el Suteba iba a lanzar una consulta relativa al no inicio de las clases para después de las vacaciones de invierno.


Hay que superar el inmovilismo de la burocracia y la trampa que esta tejiendo, votar en las escuelas un paro nacional de advertencia previo a las vacaciones y paro por tiempo indefinido una vez finalizadas y sobre todo un programa al cual los docentes deberemos aferrarnos: 500 pesos de básico, derogación de la ley federal de educación. Coordinar estos reclamos, formar un bloque que los impulse y concurrir a las asambleas a luchar decididamente para superar a la burocracia estranguladora y conseguir el triunfo como en Santiago del Estero.