Sindicales

15/8/2002

|
767

No a los desalojos

La mafia y la corrupción reinan en el municipio de Malvinas Argentinas (uno de los tres partidos del ex General Sarmiento). El mismísimo intendente, Jesús Cariglino, está involucrado en una colección de estafas y hechos de corrupción (asfalto, etc.) que le valieron la suspensión (en suspenso) del gobierno municipal. Además, el PJ malvinense y Cariglino están involucrados en un asqueroso manejo punteril de los planes sociales (denunciado en los medios nacionales), en la privatización del Hospital Carrillo y en la utilización sistemática de la patota ante cada reclamo piquetero o de las Asambleas (hace unos meses golpearon salvajemente a un asambleísta de Km 30; luego hostigaron un corte del MTL, y el mes pasado se enfrentaron en una batalla campal con el Bloque Piquetero-Polo Obrero, MTL, FTC y otros). Mientras tanto, las barriadas obreras de Los Polvorines, Grand Bourg, Nogués, Villa de Mayo y Km 30 están siendo devoradas por la miseria, el hambre y la desocupación.


 


Otra estafa, y van…


En un operativo que involucra a todos los poderes del Estado, ha comenzado una nueva ofensiva contra un humilde barrio de trabajadores de Los Polvorines, donde los vecinos fueron estafados por una inmobiliaria y gente de Cariglino. Los vecinos “le compraron a Marcos Drowoski y Aníbal Amoretti creyendo que habían adquirido un lote, pero luego se encontraron con que en realidad habían adquirido una porción indivisa de un condominio. Lo que les impide realizar cualquier cosa sin voluntad expresa de sus condominios. Además (son) sometidos a permanentes refinanciaciones que se atrasa(n), y nunca llega(n) a la posibilidad de escriturar, muchos ni siquiera tienen el boleto de compra-venta” (diario La Hoja, 26/7). Amoretti era por ese entonces funcionario de Catastro en el Municipio de Malvinas Argentinas, y es un reconocido amigo del intendente.


El conflicto data de 1998, cuando se conoció el caso, y desde un comienzo los estafadores contaron con el encubrimiento de Cariglino – quien en ese entonces acusaba a los vecinos de ser los culpables de comprar algo trucho (sic, diario La Hoja, 11/1/99).


 


No a los desalojos


Después de juicios cajoneados, de abogados truchos, de la lamentable actuación de Mediación Comunitaria (Bibiana Magnano), de muchísimo dinero (algunos llegaron a pagar arriba de 25 mil dólares), muchos vecinos cansados interrumpieron sus pagos (por lo que son continuamente amenazados con juicios y expropiaciones), y otros directamente abandonaron sus lotes, algunos de los cuales cedieron o prestaron a familias sin tierra.


Pero mientras los estafadores se pasean en sus 4×4 con total impunidad, la “justicia” patea contra los trabajadores. El juez Sorondo ya se ha expedido por el desalojo de dos familias que ocupan terrenos acusándolos de usurpadores de la propiedad, en una causa iniciada por Amoretti. Esta causa es completamente trucha y los “testigos” han denunciado que les falsificaron la firma. Para una de las familias (un matrimonio joven con tres hijos) el desalojo ya tiene fecha – sería el 13 de agosto – , pero ya hay varias familias más en “carpeta”, que están continuamente “apretadas” y amenazadas. Incluso hace unos meses entró la policía a uno de los hogares, y luego de destruir la puerta y de apuntar con una ametralladora a una madre y su bebé se llevaron detenido al esposo por supuesta “rebeldía”. Sin ninguna explicación, estuvo detenido una semana en una comisaría de José C. Paz (hacinado, compartió una celda para quince con treinta y cinco presos).


 


Organizarse para enfrentar los desalojos


Hace un par de semanas y a través de la Comisión de familiares y amigos de Gisella Barreto (uno de los ocupantes es un asiduo concurrente a las marchas por Justicia para Gisella), los vecinos se vincularon con el Polo Obrero de General Sarmiento y con las abogadas del Polo, que ya han iniciado las acciones legales pertinentes para impedir el desalojo y salvaguardar el derecho a la vivienda de las familias.


Con el apoyo del Polo, de la Comisión de Gisella y de la agrupación estudiantil La Cantera de la UNGS, los vecinos comenzaron a organizarse. Formaron una Comisión de vecinos contra la estafa y los desalojos, pintaron contra los desalojos en los alrededores y realizaron asambleas de entre treinta y cincuenta vecinos (ocupantes y estafados) que por primera vez se unían en el reclamo. Se resolvió impedir el desalojo de cualquier familia del barrio, y realizar alguna manifestación pública (corte de ruta, escrache) para dar a conocer la situación. Al mismo tiempo, realizaron un empadronamiento de desocupados y un censo de chicos en el barrio y se pusieron en marcha con la construcción de un comedor que funcionará en una casa abandonada y que piensan inaugurar el Día del Niño (11 de agosto).


Poco a poco, los vecinos van comprendiendo que la única salida a su situación pasa por construir una organización propia que les dé la fuerza para conseguir sus reclamos e impedir los atropellos del Estado y sus funcionarios.


  • • No a los desalojos.
  • • Por la escrituración y la cesión plena de las tierras a los ocupantes actuales.
  • • Investigación y cárcel a los estafadores y cómplices.
  • • Fuera Cariglino y su patota. Disolución del Concejo Deliberante trucho.
  • • Asamblea Constituyente municipal ¡ya!