07/06/2018 | 1505

No al despido de Jimena Lettieri en el Hospital Posadas

Militante del PO y de Tribuna Estatal. Sigue la persecución del gobierno

Jimena Lettieri, trabajadora precarizada del Hospital Posadas desde hace 17 años y militante de Tribuna Estatal, fue notificada el 5 de junio de su despido sin ningún tipo de justificativo ni indemnización. Este caso se suma a una larga lista de cesantías que involucran específicamente a todo el activismo dentro del hospital, que históricamente ha luchado por las condiciones de trabajo de uno de los principales nosocomios del país.


El Posadas hoy se encuentra militarizado, las actividades gremiales y políticas están proscriptas, y se pretende instalar un cuadro opresivo de vigilancia, control y represalias a los trabajadores. Quienes ofrecen una resistencia a estos atropellos son amenazados por una ola de despidos que se ampara en el plan de ajuste fiscal y vaciamiento, que el oficialismo hizo público y puede llevar adelante gracias a una enorme población de trabajadores precarizados que gobiernos anteriores se encargaron de sostener sin ninguna estabilidad laboral y evitando que formaran parte de las plantas permanentes del Estado.


El Partido Obrero denuncia este ataque a los trabajadores del Hospital Posadas y a todos los trabajadores y trabajadoras que se ven afectadas por el vaciamiento en salud. Reclamamos la reincorporación de los despedidos y planteamos la necesidad de que, tanto en el Posadas como en las demás dependencias del Estado, los trabajadores se organicen de forma independiente hacia un gran Congreso de bases para superar a las burocracias sindicales que pasivamente dejan que pasen los despidos.


Convocamos a todo el activismo local al plenario de la Coordinadora Sindical Clasista de la zona oeste, este sábado 9 de junio, a las 15:30, en el Centro Cultural y Político Cata Guagnini (Machado 1040, 1° piso, Morón) para discutir una respuesta a los ataques que sufre la clase obrera y prepararnos para participar del gran Plenario Nacional de los Trabajadores y el Sindicalismo Combativo del 23 de junio en Lanús.