18/04/1996 | 490

No fracasaron los docentes, fracasó una política y una conducción

El próximo viernes 26 de abril está prevista la realización del Congreso ordinario de Suteba.



El Congreso va a hacerse en momentos en que atravesamos la mayor ofensiva contra la educación y el magisterio.



En estas circunstancias, tan difíciles, se impone un balance. 


El reciente paro del 21 de marzo fue un fracaso, pero NO por responsabilidad de los docentes. Un paro aislado, sin plan de lucha, sin continuidad, no podía tener ‘éxito’.


Lo que ha fracasado es una política promovida por la actual conducción, que nunca se opuso a la reforma educativa sino que reclamó su “participación ‘en la’ reglamentación”, más “financiamiento” y “capacitación” y llamó a que cada establecimiento elabore sus “proyectos institucionales”, aunque eso significaba descuartizar los colegios, desplazar y dejar cesantes a docentes y llevar a los colegios a una feroz competencia entre sí.


Lo que ha fracasado es una política que ha sido incapaz de defender  el salario, el régimen de trabajo y los reclamos más apremiantes y que no ha sabido conducir las luchas contra el sistema de reconocimientos médicos, la reducción de las plantas funcionales, el cierre de cursos, la pérdida de continuidad de suplentes y, por sobre todas las cosas, el despido de miles de docentes.


PROPUESTA


De aquí nace el vaciamiento sindical. La conducción del gremio carga con la responsabilidad de llevar al sindicato al borde de su extinción. El fracasado paro del 21 debería servir como última advertencia. 


El Congreso de Suteba podrá aprobar a libro cerrado —como ya nos tiene acostumbrada su burocracia— la política gremial oficial, pero está profundizando la crisis del conjunto de CTERA. Hay una única salida: CAMBIAR DE POLITICA.



– Que se inicie una campaña de reorganización de las escuelas, impulsando la convocatoria de asambleas, elección de representantes y coordinadoras zonales para que se oiga la voz de los docentes.

– Que se organice un Congreso de bases del Suteba, con delegados elegidos y mandatados por asamblea y responsables ante ella.

– Que se vote un programa. Anulación de la reforma educativa; defensa del estatuto del docente; aumento del presupuesto educativo. 

– Salario básico de 700 pesos.

– Que se reclame a CTERA una lucha a escala nacional hasta la huelga general.

También te puede interesar:

Con el aval de la conducción de Ctera.
El Frente de Unidad Docente Bonaerense convalida el ajuste salarial.  
Alberto y Cristina profundizan el ajuste de Macri. Ctera, la entrega de los trabajadores de la educación.
Vamos este jueves 15 a la movilización de la Multicolor de La Plata y el Suteba Ensenada a la DGCyE.