19/01/2017

Non Stop-Disney: una entrega anunciada


El despido discriminatorio de Diego Abrales por parte de la patronal de Non Stop se ha efectivizado.


En ningún momento la Comisión Interna intentó revertir el despido del compañero. En las asambleas convocadas a la semana de su despido —que los delegados nunca trabajaron— se evitó votar medida alguna.


La maniobra obedecía a mermar la asistencia de los trabajadores a las asambleas, cansarlos y así poder dar cierre al conflicto sin lucha.


Esto no es algo que sorprenda a los trabajadores de Non Stop. El reciente paro por viáticos y traslados tomó carácter de lucha contra los despidos en la base de Munro solo cuando la medida de lucha fue activada por la militancia de Diego Abrales, ya que los delegados, repudiados por la mayoría de los trabajadores, querían restringir la acción a un problema de viáticos ignorando las cesantías.


Esto es lo que tanto la patronal de Non Stop como la Comisión Interna no le perdonaron al compañero: luchar.


El grupo Disney pudo hacer su ensayo contra el activismo, tanto en Non Stop como en ESPN, solo por la entrega de la directiva del sindicato a través de sus comisiones internas.


El Satsaid se ha cansado de repetir una y otra vez en asambleas que la “situación actual” es producto de un gobierno “neoliberal”. Pretende explicar, de esta forma, los miles de despidos en 2016 y los despidos en ESPN, Supercanal, Cablevisión, Ideas del Sur y Non Stop. Pero omite algo fundamental: la falta de un plan de lucha de su parte para enfrentarlos.


Desde la Naranja de Televisión alertamos sobre una política que se limita –frente a los despidos y el reclamo salarial- a ir a buscar conciliaciones obligatorias al Ministerio del gobierno ajustador macrista. Conciliaciones que luego son violadas por las patronales y que, sin embargo, el sindicato acata, y que solo han logrado dejar un tendal de despidos y salarios a la baja en el gobierno anterior y en el actual.


Desde la Naranja de Televisión reivindicamos la lucha de Diego Abrales y los despedidos de ESPN por intentar superar los límites de la dirección del Satsaid, cristalizada en la lista Azul y Blanca; llamamos a los compañeros y compañeras de televisión a trabajar por la construcción de una alternativa de los trabajadores independiente de las patronales y el Estado que recupere el sindicato y ponga al gremio de pie.


Sin lucha no hay victorias.


 


¡Basta de despidos en televisión!


¡Abajo el impuesto al salario!


¡Por un plan de lucha nacional que enfrente los despidos en el gremio!


 

También te puede interesar:

El único mensaje que escucha el gobierno es el de los capitalistas.
Autoconvocados presentaron un plan en el Ministerio de Producción para que trabajadores e infraestructura de la empresa sea absorbida por el Estado.
El gobierno de Suárez despidió a alrededor de 50 trabajadores de la Obra Social de Empleados Públicos.
Ante la represión a los ferroviarios despedidos Néstor Pitrola, Romina Del Plá y dirigentes de izquierda se pronunciaron.