26/02/2004 | 839

Nuestra visita a Ramona Bustamante

Fuimos a invitar a los campesinos del Norte Cordobés a la próxima ANT

Partimos de Córdoba a la madrugada. El paisaje frente a nosotros era una muda confesión de los depredadores y usurpadores de los campos de Ramona y tantos otros: ya no se ve maíz o trigo, o pastizales para el ganado, todo es soja y soja…, y más soja. Los últimos 20 kilómetros (difíciles de transitar) fueron más elocuentes todavía: una extraña mezcla del monte natural de la zona con extensas superficies topadas y desmontadas abarrotadas de… soja. No fue difícil, en cambio, ubicar la inmensa carpa que Ramona con la ayuda de otros campesinos ha levantado sobre la huella, frente a su campo y frente a las ruinas de lo que fue su hogar de toda la vida, y donde duerme desde hace un mes a la intemperie; pues todo el mundo la conoce.


Ramona Bustamante nos recibió con una calidez y el afecto tan suyo. Fue una comunión entre hombres y mujeres honestos que han consagrado su vida a defender con garras lo suyo y lo nuestro, porque ahora su lucha es la nuestra… y la nuestra es la suya.


Las denuncias que recibimos sobre la brutalidad policial en los dos desalojos sufridos, con amenazas de muerte incluidas, no nos resultaron extrañas. Tampoco la forma descarada en que un tal Scaramuzza, oriundo de Oncativo, pretende robarle su campo. Pero los Scaramuzza y compañía se encontraron con una sorpresa. Estos campesinos que han comenzado a organizarse dijeron basta, no más desalojos y usurpaciones.


La ocasión no pudo ser mejor, pues pasado el mediodía llegaron compañeros de distintas organizaciones campesinas, algunas de las cuales están vinculadas con el Mocase. Los compañeros de Ucan (organización a la que pertenecen Ramona y Orlando, su hijo) nos plantearon que luego de tanta exposición necesitaban "sentarse para ver cómo seguirla". A los compañeros de Ucan y por su intermedio al resto, les planteamos la importancia de que concurrieran a la VI ANT, no a llevar una denuncia o escuchar otras denuncias, sino a resolver en común con lo más avanzado de la lucha popular en este país un plan de lucha que pueda llevarlos a ellos y a nosotros a la victoria. Les planteamos que cualquier lucha que se desarrolle en el país, en este momento, no encontrará otro lugar como referencia para organizarse y potenciarse que no sea la ANT, única oposición al gobierno de Kirchner, que subsiste, en parte, gracias a la "fiebre de la soja".


Esperamos contar entonces con la presencia de los campesinos del norte de Córdoba en la VI ANT. Independientemente de ello, la lucha por Ramona y los demás, ya es nuestra también.

También te puede interesar:

Son el resultado de su política de ajuste y su incapacidad para resolver los reclamos de la población.
Una acción de lucha por trabajo que marca una perspectiva para todo el movimiento popular.
Delia, de Villa Soldati (CABA), nos comenta las razones para volver a ganar las calles.
Kicillof deja correr el lockout de las empresas eléctricas