02/01/2018

Nuevas medidas de lucha por la reinstalación del chofer Horacio Acosta

El viernes 29 se realizó un corte de la ruta 200 (Merlo). El intendente Gustavo Menéndez no toma medidas contra esta persecución en la línea 503 y manda a la policía contra quienes la enfrentan.

Un nuevo corte de la ruta 200, en Merlo, tuvo lugar el 29 de diciembre en reclamo de la reinstalación de Horacio Acosta, chofer de la línea 503 (ex Ecotrans). Hace 56 días que el compañero acampa en la vera de esta ruta, donde se encuentra la cabecera de la empresa, por la recuperación de su puesto habitual de trabajo y porque se terminen los aprietes, sanciones y despidos a todos los que nos organizamos en defensa de nuestros derechos laborales.


La solidaridad del movimiento obrero combativo con esta causa no ha dejado de crecer: el Sutna Merlo, el Polo Obrero, Tribuna Docente, el Inta, la Naranja Gráfica, el Suteba Marcos Paz han participado de todas y cada una de las acciones de lucha propuestas por él. Sin embargo, los grandes ausentes son la UTA, la CGT Zona Oeste y la Corriente Federal. La burocracia de la UTA no se asoma por la 503 hace 56 días: no pueden responder ante el reclamo de los trabajadores por su connivencia con la patronal, y menos por el carneraje vergonzoso del último paro nacional de la CGT. Por su parte, el kirchnerismo sindical, que se ha propuesto como "el freno al ajuste", no mandó ni un saludo a esta lucha.


La ausencia más destacada es la del municipio de Merlo. Los trabajadores hemos enviado dos cartas al intendente Gustavo Menéndez (FPV-PJ) y hemos visitado la Municipalidad y el Concejo Deliberante, y sólo encontramos rechazo e indiferencia. Menéndez había firmado un acta acuerdo tripartita cuando se traspasó Ecotrans a la Metropol y al Grupo Ersa, en la que se establecía que la empresa debía mantener los puestos de trabajo y los recorridos; pese al incumplimiento de este acuerdo, no ha habido sanciones por parte de los funcionarios municipales a la empresa ni ninguna tentativa de abrir un canal de diálogo. Durante estos 56 días, Menéndez estuvo más preocupado por la rosca en el PJ para alzarse en la presidencia que por la resolución de los conflictos laborales de los trabajadores de Merlo con una empresa comunal (como la 503) donde el Municipio tiene injerencia.


Por todo esto, por la desidia y los atropellos, cortamos la Ruta 200 el pasado viernes durante 3 horas, bloqueando los portones de la empresa; no salió ni entró ningún colectivo. Menéndez no se apersonó ni envió a un funcionario del Municipio para resolver el conflicto, sino que envió a la Policía Provincial –más de lo mismo.


Continuamos luchando en la carpa que hemos montado frente a la cabecera, reclamando la reinstalación de Horacio Acosta, el cese de la persecución política en la 503 y que Menéndez se haga cargo.

En esta nota