13/08/2021

Nuevo paro de ATEN a un mes del fallecimiento de Mónica

La impunidad sigue su curso.

A más de un mes de la explosión de la escuela Aguada San Roque y el fallecimiento de la compañera Mónica, se realizó un nuevo paro de ATEN reclamando justicia. Nos movilizamos por las calles céntricas y concluimos en un acto frente a Casa de Gobierno.

La orientación del TEP-Celeste, que conduce el sindicato hacia el paro y la movilización, dejó afuera explícitamente el reclamo de las renuncias de la ministra de educación, Cristina Storioni, y del subsecretario de Obras Públicas, Roberto Deza.

La movilización del paro fue convocada en horas de la tarde, por lo que gran parte de la jornada estuvo vacía de actividades y consecuentemente la participación de la base en la misma seccional de capital y otras cercanas como Centenario y Plottier fueron pobres. Una vez más la columna de la oposición triplicó largamente a la del TEP-Celeste.

El nivel de desmovilización y desarme del reclamo concreto por las renuncias desalienta a amplios sectores que deciden parar pero no movilizarse. En este contexto, los funcionarios responsables están lejos aún siquiera de ser imputados. Como se dice comúnmente, en la medida que el tiempo pasa, las chances de impunidad crecen.

Para la marcha, la conducción de ATEN convocó como representantes de la “comunidad” a organizaciones sociales como Barrios de Pie que llevó una gran columna, a la CCC, y movimientos menores, a los que cedió prácticamente el acto. El secretario general de ATEN, Marcelo Guagliardo, explicó en un breve discurso que “con ATEN solo no alcanza” y por eso convocó “a la comunidad”. La presencia de esas organizaciones sociales le puso masividad a la marcha. Se trata de las mismas que han actuado como socias políticas del TEP-Celeste y que han recibido asistencia financiera durante la pandemia desde el sindicato. Es decir, para Guagliardo “la comunidad” se reduce a sus aliados políticos.

Fuera Storioni-Deza

La omisión del pedido de renuncias desde el palco fue contundente. Los reclamos, como desde un primer momento, vinieron del sector de la oposición. El sostenimiento de la ministra de Educación de parte del TEP-Celeste tiene ribetes de escándalo. El sindicato en conjunto con el propio Consejo Educación que dirige Storioni están realizando los cursos de coformación “camino a la la nueva escuela secundaria neuquina, camino a la implementación del nuevo diseño curricular” en la plataforma del propio organismo oficial. Se trata de la “reforma en Media” dirigida por el TEP-Celeste y el gobierno de Storioni, donde luego de un proceso de varios años donde miles de profesores aportaron lo suyo, se terminó cerrando una reforma en los términos de la impulsada por el Consejo Federal de Educación de la mano de los ministros del macrismo y ahora de Trotta. Dicha reforma ya tiene fecha de inicio: el ciclo lectivo del año entrante.

Esa ligazón política y educativa con el gobierno es la que ha cimentado que el abogado de ATEN termine como candidato, “construyendo sueños» junto al actual intendente de Neuquén del MPN, Mariano Gaido, y aspirante a gobernador en el 2023. Si Gaido fuera gobernador en el 2023, la política educativa que aplique podría ser una elaborada en común con el TEP-Celeste. Solo faltaría que, en un gobierno de esas características, el TEP-Celeste coloque algún ministro. Nada raro, porque en la vecina provincia de Río Negro, el secretario general del sindicato docente pasó a ser ministro de Educación. Y ocurrió con otros Celestes a lo largo y ancho del país.

Elecciones de ATEN

Convocadas para el próximo 23 de setiembre, está transcurriendo en estos días el plazo de armado de listas. El llamamiento electoral se encamina a un proceso absolutamente “baradelizado”. No hay aun ubicación de las mesas ni un detalle del padrón de cada una. El debate de un frente único de la oposición está en marcha. Y aunque todos proclaman pretender la “unidad”, habrá que ver que tanto se ha aprendido de la experiencia de ir divididos hace tres años atrás.

El nuevo mandato tendrá una duración de cuatro años, por lo que el TEP-Celeste juega mucho en esta elección, y la necesidad de recuperar el sindicato coloca sobre la oposición la gran responsabilidad de generar condiciones para esa “unidad”. O el sindicato en manos de la expresión sindical de la política antieducativa y antilaboral de los gobierno nacional y provincial, o el sindicato en manos del clasismo y los luchadores antiburocráticos. Nada menos.

 

También te puede interesar:

Importante apoyo a la lista de oposición combativa.
Un fraude laboral que explotan todas las petroleras, promovido por la Universidad del Comahue.
La burocracia va en listas separadas sin romper con el TEP-Celeste. Vamos con la Multicolor-Bermellón e independientes.
Extraordinaria campaña por la Multicolor, Bermellón e Independientes para recuperar Aten.