05/01/2021
Trabajadores de la Salud

Nuevo paro en el Hospital Garrahan

18% en cuotas, un nuevo ajuste.
Por Alejandro Lipcovich Delegado Junta Interna ATE Hospital Garrahan

Willy Monea Ojo Obrero Fotografía

A las 7 de la mañana del martes 5 se inició un nuevo paro por 24 horas en el Hospital Garrahan. El personal rechaza de plano el “nuevo” tramo de la paritaria que acordaron el Consejo de Administración y UPCN. En sintonía con el aumento a estatales nacionales, se otorgan cuotas que completan un 18%. De este modo, se mantiene en pie el miserable 7% de 2020 y se lo “completa” en 2021 con un porcentaje que también estará lejísimo de la inflación.

El rechazo a este recorte salarial fue votado en una asamblea conjunta, donde participan la Junta Interna de ATE, la Asociación de Profesionales, la Comisión de Condiciones de Trabajo Insalubre y Agotamiento Prematuro y sectores autoconvocados. Allí se viene resolviendo el plan de lucha, que incluye paros y movilizaciones. La patronal, que está integrada por funcionarios nombrados por el gobierno de la Nación (80%) y de la Ciudad (20%), no ha hecho una sola oferta al movimiento. “Habla” a través de actos unilaterales pactados con la burocracia de UPCN, como este último 18% en cuotas.

  A pesar de que apuestan al desgaste, el movimiento sigue firme. Se reclama por un 50% de aumento y un salario inicial equivalente a la canasta familiar (hoy en $79.000 según ATE Indec). Además, está presente el reclamo por las condiciones insalubres de trabajo, que requieren reducción horaria, jubilación anticipada y licencias por estrés. También el pase al tramo profesional de Bioimágenes e Instrumentación y la eliminación del concurso interno para Enfermería. A la vez, se exige por el pago  inmediato a residentes y por el pase a planta de contratados/as. La lucha del Garrahan es un testimonio de la profunda crisis que atraviesa la salud pública argentina. Mientras crecen los casos de Covid-19 y la segunda ola es inminente, se pone en evidencia que muy lejos de su fortalecimiento, el gobierno impuso un ajuste. Es imposible afrontar el recrudecimiento de la pandemia con personal extenuado, que encima sufre el recorte de su salario. Apoyemos la lucha del Garrahan y todas las luchas contra el ajuste en salud. Por la unidad de los trabajadores y trabajadoras, sin distinción de afiliación o tarea, en asambleas comunes para resolver planes de lucha hasta ganar.

También te puede interesar: