03/11/2020
neuquen

Nuevo plenario de ATEN: otro paro virtual de 96 horas

Y un encuentro provincial.

El 2 de noviembre se realizó un nuevo plenario de comisiones directivas de la Asociación de Trabajadores de la Educación de Neuquén. Convocado el viernes, sin tiempo para que las seccionales como Zapala y Picun Leufú (dirigidas por la Multicolor) puedan convocar a asambleas. El plenario se da en el marco de los anuncios de la continuidad del congelamiento salarial anunciado por el gobierno en el presupuesto 2021 y ante un nuevo atraso en el pago de salarios y jubilaciones del mes de octubre.

Esto ha obligado a la conducción provincial (TEP, baradelistas) a lanzar nuevas 96 horas de paro, remarcando que se oponen a toda actividad presencial masiva. La “novedad” de este plenario, es que el TEP, luego de denostar los siete Encuentros convocados por la Multicolor, ahora es el propio TEP el que convoca a un Encuentro provincial de trabajadoras/es de la Educación, que si bien no es resolutivo, se planteó como “indicativo” respecto al próximo plenario.

Y finalmente, la directiva propuso la retención de tareas ante el pago fuera de término. Por un lado se trata de una mimetización respecto a las resoluciones del último Encuentro que realizó la Multicolor y que el frente Bermellón boicoteó (con excepción de la lista Gris).

Por otro lado, los objetivos políticos del TEP divergen abiertamente de los objetivos de la Multicolor. Para el baradelismo se trata de enchalecar en la parlamentización los métodos de lucha y de apoyar las iniciativas oficiales a escala nacional: reforma judicial, responsabilizar al Poder Judicial por los desalojos, salvando las responsabilidades de Kicillof-Berni en el caso de la ocupación en Guernica, apoyo al proyecto trucho (ni siquiera es un impuesto) sobre las grandes fortunas de Máximo Kirchner y el banquero Heller, denuncia de la herencia recibida, acusar a la izquierda por la represión en la línea del “Cuervo” Larroque y compañía.

Un debate en la oposición

Como Tribuna Docente y desde los lugares que ocupamos en las directivas de seccionales, llamamos a parar masivamente las 96 horas, y hacerlas activas.

La lucha por los objetivos políticos de las instancias de deliberación como el Encuentro, o las acciones, es clave. En ese sentido nuestra intervención ha sido poner de manifiesto no solo las responsabilidades políticas en las represiones, en especial de Kicillof y Berni en Guernica, y cuestionar la orientación y objetivos del TEP de limitarse a la acción parlamentaria o poner al sindicato como furgón de cola de nuestra patronal reclamando fondos a Nación. Lo mismo en relación al hecho que mientras el TEP habla de unidad, se lava las manos de su responsabilidad de impulsar un plan de lucha de la CTA Neuquén, de la cual forman parte e integran la conducción.

Por ejemplo teniendo convocado ATE una marcha hacia los puentes el próximo jueves 5, el TEP se pronunció en contra de “acciones presenciales masivas”, es decir, habla de unidad pero no da un paso concreto en ese sentido.
Fue muy fácil para la burocracia absorber los reclamos de mayor democracia sindical a la cual se limitan sectores de la oposición de ATEN, sin plantear la menor delimitación política de fondo.

Ahora, estos sectores de oposición sindical, quedan presos de sus propias limitaciones: si el plenario que lanza estos paros y el Encuentro, es una farsa e ilegítimo y lo desconocen, deberían ser una farsa e ilegítimas las medidas que decida, por lo cual deberían desconocerlas.

En otro caso, el de la Bermellón, que se limita a reclamar “que el TEP convoque”, luego de boicotear los siete Encuentros convocados por la Multicolor, irán ahora al convocado… por la burocracia. Es decir, sería impropio si lo convocan las seccionales y minorías de la Multicolor, pero no sería inapropiado si lo convoca la burocracia.
Sin delimitación política y de objetivos, las instancias de deliberación y acciones de un sindicato quedan reducidas a cuestiones “tradeunionistas”.

Vamos por el plan de lucha y paros activos

El gobierno ha postergado una semana más el acuerdo con los bonistas, pero afirma que llegará a buen puerto. Sin embargo el presupuesto 2021, según lo anunciado por el propio gobernador, no contempla la actualización salarial por IPC, estirando a dos años el congelamiento salarial. Esto involucra no solo a ATEN, sino también a ATE, Viales, UPCN, etc., Por lo tanto la base de un plan de lucha de conjunto están dadas. Pero el TEP se refugia en que los otros sindicatos “tienen sus propios tiempos y problemas internos” como causa para justificar no unificar en concreto.
Iremos al Encuentro provincial a plantear un congreso de bases de la CTA local. Para tomar medidas en unidad de acción de ocupados, desocupados y jubilados.

También te puede interesar:

A enfrentar a los candidatos del ajuste y a concentrar el voto en la lista Unidad de la Izquierda.
Vamos por un plan de lucha por trabajo genuino.
Desde la base y la Multicolor derrotamos la línea baradelista.
La semana próxima se realizará audiencia y una comisión de diputados irá a la fábrica.
En el capitalismo el agua es mercancía y se privatiza.