20/12/2001 | 734

Ocupar la planta contra la provocación patronal

Al volver a la fábrica, después de 75 días de suspensión, los trabajadores de Emfer se encontraron con que la patronal no pagaba la quincena ni las vacaciones, pretendía extender la suspensión otros 30 días y amenazaba con 180 despidos *incluidos tres delegados.


Los compañeros tomaron la planta y cortaron las vías y la General Paz. El corte contó con la solidaridad de la Cnea, el Inti y la UF, entre otras organizaciones. El miércoles apareció la plata que se les debía.


La patronal no se presentó a la finalización de la conciliación obligatoria. Los compañeros, entonces, manifestaron en Retiro y bloquearon las boleterías. El conflicto sigue en pie. El lunes 17 por la mañana se realizará una Asamblea.


Emfer es una posición clave pero no es un caso aislado: las crisis en las concesiones ferroviarias, los docentes en retención de servicios por el no cobro, el Inti con medidas de lucha para garantizar el cobro de sueldos y aguinaldo, la Cnea con la amenaza de despidos y vacaciones forzosas, Siemens, Gatic y Sevel con despidos masivos, las salitas y hospitales de la zona movilizadas frente a la falta de insumos, el desfinanciamiento y la falta de pago, han transformado a San Martín en un polvorín. Por si faltara algo, hay una brutal crisis institucional (ver aparte).


En este cuadro urge un plenario de las direcciones en lucha, de trabajadores, vecinos y activistas que ponga en pie un plan de lucha general en San Martín y un plenario de apoyo a la lucha de los compañeros de Emfer.

También te puede interesar:

Menem y la resistencia obrera a las privatizaciones.
Ya son al menos 600 los trabajadores ferroviarios infectados.
Tras una intensa lucha de tres años por los derechos de usuarios y trabajadores.
Ningún descuento salarial y reestatización sin pago.
El Estado y las patronales deben garantizar el costo y la seguridad del traslado de los trabajadores.