22/06/2000 | 669

Organicemos un plenario abierto de delegados y activistas para votar un plan de lucha

Nuestra ciudad se transforma, cada vez más, en el escenario de paros y movilizaciones de los gremios más importantes: ATE, Uocra, Bancarios, Universitarios, Desocupados, Pami.


Pero la pelea de fondo es la que llevan adelante los trabajadores portuarios, afectados por la crisis pesquera. Es que esta lucha constituye un verdadero caso testigo para ver quién paga la crisis que generan los empresarios y el gobierno: Ellos o Nosotros, los trabajadores.


Plenamente concientes de la naturaleza «de principios» que se juega en la pulseada portuaria, las patronales y los gobiernos nacional, provincial y municipal quieren derrotar la huelga mediante el aislamiento y el desgaste.


Los marineros del Somu llevan más de 60 días de huelga reclamando el pago de los francos compensatorios a promedio, la actualización del precio del pescado y del básico; es decir, el blanqueo de su actividad para afrontar la discontinuidad laboral sin seguir cobrando una miseria.


Los trabajadores de la Unidad Obrera del Pescado vienen movilizándose en apoyo a esta huelga, reclamando el cese del trabajo en negro y no ser excluidos de ningún paliativo o subsidio.


La Multisectorial pesquera está «desaparecida en acción». El gobierno bicicletea los paliativos y subsidos a los trabajadores para que el hambre se convierta en un arma contra la huelga. La Cáma ra de Armadores, mientras que no afloja un mango, ha lanzado una campaña de mentiras acerca de un supuesto monto de miles de pesos de los haberes de los marineros.


¿Qué vamos a hacer nosotros, los activistas y delegados?


¿Qué van a hacer los dirigentes de la CGT rebelde y la CTA alternativa?


¿Permitir que se desangre la huelga de los compañeros marineros y la lucha de los fileteros?


Si permitimos que sean derrotados, las patronales y el gobierno vendrán por nuestros salarios y nuestros puestos de trabajo. Así de clara es la disyuntiva.


Frente a esta situación llamamos a realizar asambleas comunes de obreros portuarios, desoc upados, etc. que se pronuncien por un inmediato plan de lucha en solidaridad con la huelga marítima.


La inmediata convocatoria a Asamblea de todos los gremios del puerto para resolver el carácter activo de la huelga, ocupando las calles de Mar del Plata, hasta la plena satisfacción de los reclamos obreros.


Que la CGT y la CTA impulsen un plan de lucha escalonado que confluya en un gran paro activo regional para lograr la victoria de los trabajadores del puerto marplatense.


En ese caso, los reclamos de todos los trabajadores marplatenses se verán fortalecidos.

También te puede interesar:

Hay que enfrentar esta avanzada con una asamblea general y un plan de lucha del puerto.
Tras el desalojo policial del pasado domingo, se refuerza la lucha por los 800 portuarios de Terminal 5.
Sin ninguna respuesta, el gobierno nacional y el de CABA atacan el conflicto de 800 trabajadores.
La salida de la empresa Bactssa amenaza con los derechos laborales de 800 trabajadores.
Están amenazados más de 600 puestos de trabajo.