07/09/2017 | 1473

Otro crimen laboral en Vaca Muerta


Hace apenas cinco meses, la empresa Techint anunció a través de su controlada Tecpetrol una inversión de 2.300 millones de dólares en los próximos tres años para desarrollar el área gasífera Fortín de Piedra.


 


Precisamente en ese área, y en tareas que forman parte de ese desarrollo, un obrero de la construcción falleció por un paro cardíaco, luego de agonizar casi una hora ante la ausencia de un equipo sanitario como exige la concesión.


 


Este asesinato laboral muestra que el desprecio por la seguridad laboral y el cuidado de las vidas obreras es parte de la renta capitalista; la “baja de los costos laborales”, tan defendida por los empresarios.


 


Este nuevo crimen está en línea con la flexibilización de las condiciones de trabajo con viento y en horas nocturnas que impuso la adenda al Convenio Petrolero para No Convencionales.


 


Techint-Tecpetrol, que no llevan más que semanas de iniciados los trabajos en este área, ya se ha cobrado una víctima obrera. Tienen la concesión por 35 años.


Como en un corto lapso se han producido otros crímenes laborales y accidentes graves, está claro que la anulación de la adenda en petroleros y la elección de Comités de Seguridad e Higiene en cada base y yacimiento son dos tareas necesarias para defender la vida en Vaca Muerta.

También te puede interesar:

En momentos de mayor producción y precios.
Se contabilizaron más de 40 eventos telúricos en la zona de Sauzal Bonito. También hubo temblores en cercanías a Añelo.
Más que nunca es necesario un reagrupamiento de las y los luchadores y un congreso del FIT-U
La petrolera de Bulgheroni despliega su poderío mediático para invisibilizar sus responsabilidades
Persiste la huelga de inversiones en el sector.