25/02/2021
no inicio

Panorama nacional de la lucha docente

Medidas de fuerza planteadas en la mayor parte de los distritos.

La situación de la docencia en todo el país es crítica. El regreso sin condiciones impulsado por el gobierno nacional se combina con un ataque al salario que, en muchas jurisdicciones, ya lleva varios años, y con ataques a las condiciones de trabajo, a los derechos establecidos en el estatuto del docente, a las jubilaciones, cierres de institutos terciarios, y otros golpes. Todos estos aspectos expresan el enorme ajuste contra la educación pública que está aplicando el gobierno nacional y los gobiernos provinciales de todos los signos políticos.

La reacción de la docencia avanza en todo el país, a pesar de la parálisis de la burocracia de CTERA, totalmente subordinada al gobierno nacional. En asambleas de seccionales opositoras, sindicatos combativos y autoconvocatorias, va tomando cuerpo un paro y movilización de alcance nacional para el 1 de marzo y acciones durante toda la semana próxima. En Capital, Ademys paró 72 horas con el comienzo de clases presenciales y discute nuevas medidas para el 1 de marzo.

En la provincia de Buenos Aires, los Suteba multicolor, opositores a la burocracia de Baradel, están definiendo un paro de 48 horas para el 1 y 2, denunciando la falta de condiciones para un regreso seguro y también por el salario. La asamblea del Suteba Matanza votó, además, reclamarle al Suteba y CTERA que convoquen al no inicio unificando la lucha nacional por un salario igual a la canasta familiar, partiendo de un salario básico de 54.000 pesos, denunciando el salario a la baja que quieren pactar Trotta y la Ctera en la paritaria nacional, y en las paritarias provinciales, así como el apoyo a todas las luchas provinciales.

Es que el salario está en el centro de los reclamos en todo el país. En Neuquén, las asambleas de Aten votaron paro por 5 días para la semana próxima, con una enorme indignación  por una propuesta del gobierno de solamente el 10 por ciento de aumento, frente a una inflación que acumulará el 10 en tres meses, en marzo. La moción de 5 días fue impulsada y militada por la Tribuna Docente y la lista multicolor. En Chaco, el Frente Gremial ya protagonizó dos jornadas de  movilización masiva por el tema salarial. Capitanich pidió a los docentes un “voto de confianza”, ofreciendo el 12 por ciento de aumento que naturalmente fue rechazado. El gobierno viene de incumplir la cláusula gatillo acordada en 2019 durante todo el 2020 y los docentes reclaman que se pague lo adeudado y una recomposición acorde a la inflación 2021.

En Tucumán se están produciendo grandes movilizaciones encabezadas por la Mesa Coordinadora de Unidad Docente, que agrupa a asambleas autoconvocadas y agrupaciones combativas de la provincia. El reclamo ha sido masivo desde el año 2020 y este año comenzó con una gran movilización el 10 de febrero, que reclamó el 60% de aumento salarial y un básico de 18.000 pesos.

En Salta, asambleas autoconvocadas votan medidas frente al comienzo presencial sin condiciones y por el salario, mientras la burocracia de la ADP está hundida en una crisis por estafas a los afiliados.

En Catamarca, donde también los salarios docentes vienen muy golpeados, el gobierno aplicó, en medio de las negociaciones salariales, un decretazo con el 32 por ciento de aumento en tres cuotas. La docencia de Catamarca viene de enfrentar la política antieducativa de Jalil, que  intentó  desmantelar el Ministerio de Educación, traspasando los IES al Ministerio de Ciencia y tecnología, como una antesala de cierres de carreras. Lo mismo con el estatuto, con la política del gobierno de Jalil de que cada docente pueda trabajar en una sola escuela. La docencia marcha a medidas de fuerza, con los sindicatos reclamando el 40% de aumento.

Cuando hablamos de ataque al salario docente, no hay “grieta”. El gobierno de Alicia Kirchner viene aplicando sistemáticamente aumentos por debajo de la inflación y ha llevado los salarios docentes de Santa Cruz a a su punto mínimo en muchos años. Ahora, impulsa un 20% de aumento y Adosac discute medidas de fuerza.

Del otro lado de la grieta, en Mendoza el radical Suárez ofreció una suma similar, con el agregado de que el aumento en 2020 fue prácticamente cero. El Sute marcha a medidas de acción. El sindicato, recuperado de manos de la burocracia, encabezó en 2020 una masiva movilización contra la nueva ley de educación promovida por Suárez. Con movilizaciones masivas, se logró frenar la ley que planteaba la municipalización de la educación, el cierre de escuelas artísticas y nuevos ataques al estatuto del docente incluyendo una mordaza para denunciar las condiciones de la educación en redes sociales.

En Chubut, donde el gobierno viene pagando los salarios con tres meses de atraso, Arcioni y la burocracia impulsan cerrar la paritaria “poniéndose al dìa” con los docentes de ciertas categorías y regularizando dos meses de deuda (pasando a adeudar “solo” un mes) con las otras. Los docentes de Chubut vienen de una lucha heroica por defender el cobro de sus salarios, en la cual el gobierno llegó a enviar una patota del sindicato petrolero para quebrar la huelga y las movilizaciones.

La cuestión del acceso a los cargos es otro punto que figura en primer orden en los reclamos. En Río Negro, docentes denunciaron que en un acto público con 90 cargos se presentaron más de 2.000 postulantes. En Córdoba y Ciudad de Buenos Aires, se denuncia el retaceo de cargos y la falta de acceso a los mismos en los actos públicos virtuales. En muchas jurisdicciones, no se actualizaron los listados y los actos públicos se realizan con los listados 2020 o más atrasados. La desocupación docente es un problema gravísimo en todo el norte del país, donde además se suele trabajar un solo cargo, con lo cual los docentes viven en muchos casos con $ 27.500 que es el mínimo nacional.

Otro tanto ocurre con la jubilación docente. En 2020 se aplicaron reformas jubilatorias en diferentes jurisdicciones. En Entre Ríos se aumentó la contribución de los docentes reduciendo los salarios. En Córdoba se aplicó una reforma cambiando el cálculo del haber y difiriendo los aumentos de jubilaciones. De la mano del gobierno nacional que, primero, aplicó aumentos por decreto y luego impulsó una nueva fórmula en Anses para separarla de la inflación, los gobiernos provinciales apuntan contra las cajas y el 82% móvil, al que consideran un privilegio.

Como se ve, la agenda de reclamos de la docencia abarca un abanico muy amplio de ataques contra la educación, y las medidas de fuerza van cobrando impulso hacia la semana de comienzo de clases en la mayoría de las jurisdicciones.

También te puede interesar:

Vamos al paro para defender la salud y la educación.
Comisión de Educación, Salud y Transporte en la pandemia, del plenario de la CSC-PO.
El Ministerio de Educación no da respuestas, las burocracias son cómplices.
Frente al cuadro epidemiológico el gobierno debe suspender las clases presenciales y garantizar los recursos educativos.