Sindicales

21/5/2023

Docentes Neuquén

Parazo de ATEN en Capital y Plottier y multitudinaria marcha

Mientras la conducción provincial del TEP-Celeste oficia de rompehuelga para el MPN.

Foto: corresponsal

Un masivo paro de Aten Capital y Plottier recorrió las calles de Neuquén con más de cinco mil docentes. Asambleas repletas de trabajadoras y trabajadores de la educación decidieron ir al paro ante la situación explosiva que se vive en las escuelas.

No solamente por las innumerables problemáticas de infraestructura que las hacen inseguras y por lo cual el 8 de mayo las seccionales Multicolor y la de Senillosa llamaron al paro y la dirección provincial del TEP se vio obligada a convocar de manera provincial. Sino también porque ante situaciones de denuncias de abuso a docentes en 3 jardines de infantes, el gobierno no activó los protocolos que corresponden. Lo que generó linchamientos a docentes y amenazas.

El papel negligente de los funcionarios del Consejo Provincial de Educación y supervisores, que dilataron los procedimientos de separación del cargo y llamado a las familias, lo pagaron quienes están siempre en contacto con las familias: las y los docentes.

El detonante para resolver el paro fue que dirección provincial convocó a un plenario exprés de secretarias y secretarios generales, en donde impuso, sin asambleas, un nimio estado de alerta y movilización. Es decir una desmovilización total ante los graves hechos que recorrían los medios de prensa y las redes sociales.

Al día siguiente, masivas asambleas en Neuquén y Plottier resolvieron parar y marchar.

El parazo y la marcha multitudinaria

Con un paro que rondó el 90% en ambas seccionales y más de 5.000 manifestantes, la columna recorrió el centro de la Capital y cerró con un acto frente a Casa de Gobierno.

Fue derrotada una campaña mediática que encabezó el secretario general de Aten, Marcelo Guagliardo, quien recorrió todos los medios entre el jueves a la tarde y el viernes a primera hora diciendo que el paro “es un fraude y una estafa sindical”, y que por lo tanto “no tiene amparo sindical porque Aten no tiene paro”.

En el mismo sentido el gobierno anunció que “el paro es ilegal” y el ministro Llancafilo descalificó la soberanía de las asambleas como minorías. Al unísono el TEP lo reafirmaba.

Lo dice el mismo gobierno que paga salarios con tres o cuatro meses de atraso u obliga a dar clases en escuelas que no reúnen mínimos requisitos de seguridad e higiene.

El contubernio del gobierno y la conducción provincial ha tomado ribetes escandalosos. El enrolamiento del baradelismo con el gobierno del FMI lo lleva a hacer causa común con la patronal contra las y los trabajadores de la educación.

Ambos decidieron a través del Cuerpo Colegiado, donde funcionan los vocales gremiales, convocar a tres jornadas para “debatir” una norma de “inclusión”. La primera fue el jueves 18 de mayo.

Un procedimiento de “consulta colectiva” similar se aplicó para impulsar la reforma de Media, y terminó en un mecanismo más del ajuste antieducativo, con reforma de condiciones laborales.

Hartos de estas maniobras consensuadas entre la patronal y la dirección provincial del sindicato, esta vez el rechazo tomó forma. Las seccionales de Aten de Capital y Plottier llamamos a jornadas de debate y posterior asamblea que fueron masivas, desbordando los gimnasios donde tuvieron lugar.

Además de rechazar el “paper” oficialista, las asambleas consideraron la situación general de las y los trabajadores de la educación. El 8,9% del IPC de abril en Neuquén demolió el acuerdo de inicios de año que la burocracia defendió con uñas y dientes.

La infraestructura en las escuelas hace que diariamente comunidades manifiesten en la sede del Consejo Provincial de Educación y que se registren casos graves que nos colocan al borde de una nueva tragedia con víctimas como en el caso de Aguada San Roque. Por otro lado, el administrador de la caja jubilatoria anunció esta semana que los docentes se jubilan muy jóvenes, todo un planteo sobre subir la edad jubilatoria.

El largo período de transición hasta el 10 de diciembre entre las dos alas del MPN tiene como contenido central los anuncios más o menos explícitos de un ataque general a salarios, jubilaciones y condiciones laborales.

Las bases de Aten han interpretado correctamente esta campaña mediática y se expresó en el paro y movilización del pasado 8 de mayo.

La contundencia de la acción de lucha a pesar del anuncio del descuento deja sentadas las bases de un principio de rebelión que la conducción sindical y el gobierno pretenden contener con represión y aprietes.

En el marco de la transición del ajuste, todo indica que no les irá nada bien. Nuevas jornadas de lucha están votadas. Hay que reforzarlas y derrotar este anunciado recontrajuste de la transición.