30/08/2020

Paritaria municipal de CABA: los juegos del hambre

La crisis de la paritaria municipal, la entregada permanente de la dirección de Sutecba y la pelea por la reapertura.
Por Gustavo Cala Tribuna Municipal

La paritaria municipal lleva ya tres meses de vencimiento y está en crisis. Previamente, a fines de marzo, había sido aplazada hasta junio bajo el acuerdo de Amadeo Genta y Larreta. La burocracia de Sutecba, el gremio municipal, ya no sabe qué inventar para disimular su complicidad con la política de congelamiento salarial del gobierno porteño. Pasan los comunicados pero se sigue deteriorando el ingreso de los trabajadores municipales, que es el mismo desde marzo. Mientras se recalienta la inflación y la miseria salarial es manifiesta. Hoy en día el salario inicial municipal para la categoría más baja oscila los 30 mil pesos, ni la mitad de una canasta familiar, que siguiendo datos del Indec asciende a los $70.616.

 

Tres empanadas

El acuerdo con el cual la dirección de Sutecba pateó la paritaria a fines de marzo ya era lamentable. Para ese entonces se arrastraba un 25% de retroceso salarial contra la inflación en el período 2015-2019. Descartada una recomposición salarial, se acordó que se siga pagando una suma del 7,97%, que equivalía a la mitad de la devolución de la cláusula gatillo del 2019. Esa suma, no remunerativa, sólo cubrió la inflación del primer trimestre de este año (7,6% acumulada a marzo). Desde abril el salario municipal viene perdiendo contra la inflación. Pasados cinco meses de pérdida ya es directamente una burla que se anuncie como novedad que “el Gobierno continuará abonando (…) la suma correspondiente al 7,97%”, como lo hizo la dirección del gremio en un comunicado del 24 de agosto.

Otro señuelo de Genta en el último tiempo fue la promoción en la carrera municipal, publicitada como un atajo frente al congelamiento salarial. Cada tres años los municipales pueden ascender horizontalmente en la carrera y tener una actualización de sus ingresos. Pero el impacto de la promoción horizontal sobre el salario es irrisorio. Oscila entre los $800 y $1200 entre los tres y diez años de antigüedad. Apenas un 2 o 3% de evolución salarial: una miseria. La promoción vertical, que hace una mayor diferencia, es restringida. Entre la falta de cupos y de concursos, los únicos que suelen acceder a ella son los seguidores de Genta, o de Larreta. Así es común que muchos municipales realicen tareas más calificadas que la categoría en la cual están encasillados. Precarización, que le dicen.

¿Y el personal de salud, los contratados, el teletrabajo?

Además de ser cómplice de la degradación salarial, la dirección de Sutecba deja por fuera de la negociación paritaria reivindicaciones elementales.

En todos estos meses de pandemia, a pesar de la exposición e insalubridad que implica el trabajo directo con el virus, no existió ningún reclamo por un incremento salarial específico para los trabajadores de la salud. El “hueso” que arrojaron las direcciones de Sutecba y AMM (médicos municipales) es un permiso de descanso de 5 días, restringido y subordinado a la autorización, en cada caso, de las autoridades hospitalarias. Su implementación en algunos hospitales va en perjuicio de otras licencias, como la licencia por estrés, que fue el principal gancho con el cual Larreta y Sutecba acordaron bloquear el pase de enfermería a la carrera profesional de salud.

Los dieciocho mil contratados del gobierno porteño están por fuera de la paritaria. Los aumentos de salario, si los hubo, fueron por única vez y a discreción de cada repartición. Quienes lo tuvieron, fue del 10 o 20% para todo el año, muy abajo de cualquier pronóstico inflacionario. En otros casos ni siquiera eso. Con la ley de emergencia económica también está bloqueado el ingreso a la planta y planteada la posibilidad de rescisión de contratos (despidos) en diciembre, lo que agrava la precarización.

La conducción de Sutecba deja hacer, al igual que con el teletrabajo, donde los míseros salarios municipales tuvieron que absorber parte de los gastos patronales en las facturas de los servicios y en la compra o reparación de bienes informáticos, sin que exista reclamo compensatorio alguno por parte del gremio.

Por la reapertura de la paritaria, la defensa del salario y las condiciones de trabajo

Es de larga data la subordinación de la dirección de Sutecba a todos los gobiernos del distrito. La complicidad con Larreta encuentra hoy, sin embargo, una determinación adicional. Sutecba, dentro de la CGT, es una de las patas del pacto social que ensaya el gobierno nacional para descargar la crisis sobre los trabajadores con una vasta contención social. Es por eso que la verde y blanca de ATE Capital, otra pata del mismo armado, se diferencia de Larreta y de Sutecba en el discurso, pero en los hechos no ofrece un camino alternativo, estando en una completa parálisis de acción: ladra pero no muerde. A fin de cuentas, Larreta va a la par de Alberto Fenández que congeló los salarios de los estatales nacionales, pagó en cuotas el aguinaldo y pateó la paritaria hasta nuevo aviso.

Ninguna de estas conducciones sindicales quiere mover mucho las aguas contra la política que su propio gobierno encabeza. Por eso, más que nunca la lucha por la reapertura de la paritaria y la defensa de las reivindicaciones municipales, requiere una organización política independiente de los trabajadores que se ponga por norte sacar a la burocracia de los sindicatos para que sean verdaderas palancas de lucha. En lo inmediato, es necesario profundizar la deliberación entre los municipales mediante asambleas e iniciativas que postulen la pelea por la reapertura de la paritaria, la defensa del salario y de las condiciones de trabajo. Desde Tribuna Municipal llamamos a dar esta lucha.

Reapertura de la paritaria municipal. Recomposición salarial del 32% y actualización por inflación. Bono de $20.000 para los trabajadores de la salud, pase a la carrera profesional de enfermería y de los profesionales de salud en escalafón general. Plus de emergencia para el personal afectado a la atención de la pandemia. // Provisión en cantidad y calidad de elementos de protección personal para quienes cumplen tareas presenciales y control de los protocolos de seguridad e higiene por los trabajadores. // Financiamiento de los servicios y dispositivos afectados al teletrabajo. Ningún despido, pase a planta de los contratados.

También te puede interesar:

Ninguna medida efectiva para frenar, prevenir y parar el descontrol de casos que promedian los 3.500 diarios en el distrito.
El problema no es el zoom, es el presupuesto. Organizate con La Causa.
Desde las 10hs, organizaciones del Frente de Lucha Piquetero concentran y realizan un piquete en el Obelisco porteño.
Fue convocado por los sindicatos Multicolores de los Sutebas Combativos en la provincia de Buenos Aires y por Ademys en CABA.