17/01/2008 | 1024

Parmalat: Los trabajadores autoconvocados en lucha


Los trabajadores de Parmalat estamos en lucha contra el vaciador Tasseli desde hace tres años.


En los últimos tres meses hemos logrado la reincorporación de los despedidos y hemos frenado el traslados de otros compañeros a la planta fantasma de Carapachay, con acciones contundentes, movilizaciones a las oficinas de Tasseli y piquetes en la puerta, escraches, etc.


A pesar de esta victoria, estamos quizás en el momento de mayor peligro para nuestra fuente de trabajo.


El vaciador Tasseli ha anunciado la concesión de la planta de Pilar a una nueva empresa: Ipasa, Industrias para el Agro SA, de origen desconocido. Tanto los trabajadores como la burocracia de Atilra decimos que es una nueva pantalla del vaciador Tasseli. Supuestamente los nuevos dueños se dedicarían a producir leche en polvo, el plan productivo nunca concretado por Tasseli.


¿Por qué este cambio de firma? Hay dos alternativas. Una, porque el vaciador está preparando la quiebra de Lácteas del Sur (ex Parmalat) y el despido en masa de compañeros. La segunda, porque a través de la "nueva " empresa puede tomar a trabajadores tercerizados y desconocer antigüedad, convenio y estabilidad laboral.


Todos estamos perjudicados, los que se quedan en Láctea del Sur o los que sean derivados a Ipasa.


A la fecha nos deben dos meses de sueldos; al sector más combativo no le han pagado el aguinaldo. De esta forma la patronal quiere quebrar al activismo que hoy enfrenta toda acción contra los trabajadores.


Les hemos llevado nuestro apoyo a los compañeros del Casino. Asistimos al acampe en Plaza de Mayo; el 11 de enero fuimos a la puerta del Casino en apoyo a los compañeros.


Cristóbal López, igual que Tasseli, viene del riñón del kirchnerismo; su política es despedir compañeros y hacer sus negociados.


Creemos que es necesaria una acción decidida de todos hasta arrancar en Parmalat el pago de los dos meses de sueldo atrasados, el pago del doble aguinaldo, la estabilidad de todos los compañeros y el inicio de la producción.


 

En esta nota