01/09/2021

Paro de 60 horas en el Poder Judicial de la Nación

Quebremos el ajuste de la Corte y el gobierno
Congresal UEJN. Agrupación Bermellón Judiciales.

Este miércoles arrancará un nuevo paro nacional de la UEJN-Judiciales en reclamo de la recomposición salarial para el personal del Poder Judicial de la Nación y los Ministerios Públicos. La medida constará de una movilización en el Palacio el miércoles y en las distintas Cámaras Federales del interior del país y paro de 48 horas con desconexión y sin concurrencia jueves y viernes.

La inflación viene destruyendo los salarios judiciales. En lo que va de gobierno de Alberto Fernández se ha perdido un 6% de poder adquisitivo de los salarios en 2020 y en lo que va de 2021 solo se ha percibido un incremento del 19,9%, ya ampliamente licuado y superado por la inflación acumulada en el año.

El reclamo de la directiva de la UEJN (de Julio Piumato), es una recomposición a través de dos tramos salariales, 15% a julio y 10% a septiembre, ambos de carácter remunerativo y acumulable, lo cual de conseguirse permitiría llegar a una recomposición del 50%. Asimismo, el sindicato pide una cláusula de revisión a fin de año.

Fiel a su estilo, la dirección Piumatista de la UEJN tira medidas por las redes sociales, pero poco hace para organizar al conjunto de los/as judiciales que se encuentran mayoritariamente prestando funciones en sus hogares con teletrabajo. Sin embargo, tampoco se los ve organizar aquellas dependencias que vienen funcionando en modo presencial.

Piumato parte de un autoengaño interesado. Dice que todos están de acuerdo en que el aumento salga, y que por una misteriosa razón ello no ocurre. Para afirmar esto, refiere que la Corte está a favor de la recomposición salarial pedida y que también lo estaría el gobierno ya que han declarado, según Piumato, muchas veces que este año los salarios le van a ganar a la inflación.

Pero como se ve con el conjunto de las paritarias, la burocracia sindical oficialista primero se avino a firmar la paritaria con techo del 29% como pedía el gobierno, tal fue el caso de Palazzo de Bancarios, y luego, ante el implacable avance inflacionario, el gobierno autorizó ciertas correcciones a las paritarias pero muy por debajo de la proyección inflacionaria prevista para el año en el orden del 50%.

El gobierno nacional, que ya viene aplicando un ajuste en regla con la excusa de la pandemia, tiene muy avanzado un acuerdo con el FMI para votarlo en el parlamento, seguramente con posterioridad a las elecciones. Ello traerá aparejado un recorte mayor al actual para reducir el déficit fiscal, lo que redundará en un mayor ajuste sobre los salarios de los judiciales y de toda la administración pública.

La Corte tampoco tiene mucho interés en que los salarios le ganen a la inflación. Si así fuera, hubiera colocado parte del enorme fondo de reserva de miles de millones de pesos depositados en la banca pública para cubrir la pérdida salarial del 2020 y para adelantar el pago de la recomposición de 2021. Tampoco la Corte ha revisado la decisión de su dependiente, el interventor de la Obra Social, respecto a reinstalar en la sede central de la Obra al delegado Francisco Estrella Gutiérrez, ello a pesar de que las Comisiones Internas opositoras que integramos han logrado instalar una muy popular campaña contra la persecución sindical a Francisco.

Desde la Bermellón decimos que los salarios si le pueden ganar a la inflación. Allí están las paritarias del Sutna clasista para probarlo. Luchando y organizando la participación activa de los/as trabajadores, con independencia política respecto de la Corte y del Gobierno, los/as judiciales podemos ganar esta pelea.

 

También te puede interesar:

La vicepresidenta tendrá que afrontar varias causas luego de haber esgrimido reformas tímidas sobre la Justicia.
Pronunciamientos de sindicatos judiciales de América Latina y Europa por la reinstalación de Francisco Estrella Gutiérrez.
En los últimos cuatro años acumulan una pérdida equivalente a $10.770 y $6.680, respectivamente, respecto de los productos básicos.
El informe mensual de precios vuelve a reflejar que la pérdida del poder adquisitivo del salario.