08/06/2006 | 949

Paro en el Hospital de Clínicas de la UBA

No Docente, UBA

El martes la asamblea de trabajadores del Clínicas, hospital que nuclea a 2.800 trabajadores no docentes de la UBA, decretó el paro por tiempo indeterminado por el pase a planta de los contratados, por la baja de los contratos jerárquicos, por la cobertura de los cargos vacantes, por la expulsión de los matones del Hospital y por la reposición en su cargo del interventor Alonso, quien fuera obligado a renunciar por el apriete de la Comisión Interna de la patota de Apuba. Son los mismos que golpearon a Nicolas Marrero el 2 de mayo, siguen actuando con absoluta impunidad en los pasillos del Hospital. La Interna de Apuba, como es la tónica en estos días en la UBA, recurrió a un golpe para sacarse de encima a un interventor no funcional a sus intereses. Y Buzzi, el decano de Medicina, quien hasta hace unos días fue víctima él de un golpe institucional, orquestado por los seguidores del Coti Nosiglia en la UBA, ahora él mismo se encuentra haciendo caso a un nuevo apriete para sacar a un interventor que no es del gusto de Apuba.


 


El interventor, Dr. Alonso, sin el programa de la asamblea de trabajadores del Hospital, que el miércoles reunió a 600 trabajadores, no es más que otro interventor privatista. Por lo tanto, es importante que la lucha continúe hasta imporner todos los puntos. Esta es la posición que la Agrupación Bordó del Hospital levantó en la asamblea y que fue aprobada, contra un intento del sector del ex delegado burócrata Miguel Skandar, que pretendía que el conflicto se levantara solamente con la reposición del Dr. Alonso.


 


Los no docentes debemos ir por lo nuestro, por nuestras reivindicaciones. El cierre del acuerdo salarial de la Fatun lo demuestra. La representación gremial está entregada, se ha sometido al techo de incremento que impuso el gobierno. Sólo los trabajadores reunidos en asamblea podremos terminar con la miseria salarial y con las malas condiciones laborales.


 


¡Viva la lucha de los trabajadores del Clínicas!


 


¡2.000 pesos de salario mínimo!


 


¡Fuera los matones de Apuba, por un sindicato para los trabajadores!