Sindicales

17/5/2022

Paro general en el neumático

Este martes 17 desde las 18 a las 22 hs, y total el viernes 20.

Foto Facebook Sutna

Luego de la extensión de la conciliación obligatoria, las patronales del neumático han mantenido la negativa a otorgar los reclamos a los trabajadores. Frente a esto, el Sutna convoca un paro total inmediato a partir de las 18 hs de hoy hasta las 22hs y un paro total de actividades el día viernes como inicio de esta etapa del plan de lucha.

La masiva asamblea general del Sutna había resuelto la exigencia de un aumento del salario real, es decir, por encima de la inflación, como parte de la continuidad de la recuperación del poder adquisitivo de los trabajadores desde la recuperación del gremio. Al mismo tiempo, los compañeros reclaman la paga al 200% de las horas correspondientes a fines de semana siendo que, por las jornadas normales de trabajo y las respectivas rotaciones, estos días forman parte habitual de las jornadas de trabajo.

Por un lado, las patronales de Fate, Bridgestone y Pirelli ofrecen un 16% de aumento para esta revisión, lo que llevaría el aumento al límite de la inflación proyectada hasta julio. En resumidas cuentas, las patronales mantienen el rechazo a otorgar un aumento que supere el incremento incesante de precios que carcome el bolsillo obrero. Respecto del reclamo de las horas al 200%, las empresas han ofrecido un bono “anual” por única vez, condicionado al presentismo al 100% de cada trabajador, argumentando que la actividad productiva del neumático ha tenido “altibajos” durante los últimos años y que otorgar este sentido reclamo de los trabajadores “altera sustancialmente la estructura de costos de las compañías” y que esto “pondría en riesgo la sustentabilidad de la industria en su conjunto”. Un absurdo cuando las propias patronales en los medios nacionales de comunicación reconocieron que representaría un 15% de aumento sobre el salario (La Nación, 17/5).

Por el contrario a lo que señalan las empresas del neumático, los compañeros del Sutna demostraron que el “costo laboral en salarios” representa una suma irrisoria respecto del precio que se encuentran los rodados en el mercado. Dicho de otro modo, un porcentaje mínimo de la facturación. En ningún momento pudieron refutar las explicaciones que el Sutna hizo públicas, cuyos comunicados han sido lapidarios: tan solo 1.000 pesos por cubierta es “el costo total” de la mano de obra por trabajador, en el marco donde en los principales diarios salen notas diciendo que “comprar cuatro neumáticos nuevos, del modelo más vendido en Argentina cuesta entre $230.000 y $237.000”.

La negativa patronal a otorgar, en parte, una recuperación del ingreso de los trabajadores se ha colocado como un tema de fondo para todo el movimiento obrero. Con una devaluación que crece tras el acuerdo suscripto por el gobierno con el FMI, las patronales en la Argentina se ven beneficiadas por la pulverización del salario en valores reales. Las cubiertas se venden en el mercado interno argentino a precio dólar, ya que las empresas exportan a esos precios, lo que explica en gran medida las denuncias de desabastecimiento de distintos sectores como los empresarios del campo. Más aún, distintos medios informan de una inflación en dólares del precio de las cubiertas. En estas condiciones, las patronales amasan ganancias excepcionales y niegan los reclamos de los trabajadores. El comunicado de los compañeros del Sutna es claro al respecto. Cuando las patronales decían que tenían problemas económicos, descargaron su supuesta crisis sobre las espaldas de los trabajadores, ahora que no tienen ninguna excusa hablan de “altibajos” para encubrir que el rechazo a las reivindicaciones obreras tiene el propósito de impedir que un gremio levante cabeza. Temen que un sindicato antiburocrático como el Sutna se convierta en una referencia de lucha para todo el movimiento obrero y contagie la organización independiente de las patronales, los gobiernos y sus direcciones sindicales burocráticas aliadas. Todo un sector industrial se ve favorecido por el cepo cambiario de importación y está embolsando jugosas ganancias a costa del bolsillo popular.

Los paros convocados por el Sutna representan la voluntad del conjunto de los trabajadores del gremio que han demostrado en las elecciones y en la asamblea general que están dispuestos a dar pelea por sus reivindicaciones frente a la intransigencia patronal. También en las asambleas fabriles específicas sobre esta revisión paritaria y las movilizaciones internas por las horas de fin de semana con todo el sacrificio familiar que implica trabajar en turnos americanos. Los compañeros cuentan con el apoyo de los miles y miles de trabajadores que se movilizaron en la marcha federal y brindaron su apoyo en las puertas del Ministerio de Trabajo donde Alejandro Crespo, secretario general del Sutna, expresó la unión estratégica entre trabajadores ocupados y desocupados. Todo el apoyo a las medidas de lucha del Sutna por sus reclamos. Su triunfo será una gran contribución en esta etapa de ajuste y ataque a los trabajadores.