04/09/2020

Paro nacional en Conicet, contra el congelamiento salarial del «gobierno de científicxs»

Una medida impulsada por trabajadorxs autoconvocadxs, en rechazo al inmovilismo de las conducciones de ATE ligadas al Ejecutivo.
Por Corresponsal Euge F., Grecia G.; Felipe E. y Facu H. (delegades Ate-Conicet - Naranja CyT)

Un paro de trabajadorxs del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina (Conicet), se realizó este jueves 3, en reclamo de aumento urgente para el golpeado salario del sector, que está alcanzando el mínimo histórico del año 2002.

El gobierno nacional, que se jacta de ser de «lxs científicxs», no solo convalida el recorte del 48% del salario en Conicet durante el macrismo; además lo profundiza, ya que la inflación acumulada en los nueve meses de la gestión de Alberto Fernández es en torno al 25%, lo que representa la pérdida real del salario al mantenerlo congelado.

El paro de 24 horas había sido votada el día anterior en una reunión plenaria de la Mesa de Coordinación  Nacional, que congrega a todes les delegades de Ate-Conicet. Si bien hubo cierto acuerdo por mayoría, un sector de la kirchnerista Verde y Blanca se opuso a la medida, dando la espalda al reclamo de miles de trabajadores del sector que reclaman una recomposición salarial y anteponiendo los intereses del gobierno a los del gremio.

Más ajustada fue la votación de si se incluía la consigna «un bono o subsidio no es salario», en respuesta al anuncio del directorio del organismo de que se depositaría un subsidio de dos cuotas de 5 mil pesos, en septiembre y octubre, para los integrantes de la Carrera del Investigador Científico (CIC) y de la Carrera del Profesional y Técnico de Apoyo (CPA). Una medida que además deja afuera a lxs administrativxs (a quienes les otorgaron anteriormente un subsidio por 2 mil pesos) y precarizadxs que continúan con salarios de hambre, a mitad de camino entre la indigencia y la pobreza; y también a lxs becaries, que ven como la recomposición del 35% de principios de año, ganada en las calles, en el mes de noviembre se habrá perdido por completo.

El rechazo de algunos sectores de ATE-Conicet afines al gobierno a cuestionar la «no oferta salarial» que expresa el miserable subsidio, es una entrega cabal de la lucha por la apertura de paritarias, porque el riesgo está en que todo reclamo salarial busque ser descomprimido por migajas que no son salario. Por ejemplo, en el caso de la categoría adjunto, el subsidio es solo el 8% del ingreso neto, y al ser abonado en dos meses, deja a lxs trabajadorxs, en el mes de noviembre, más empobrecidos que antes: volvemos al mismo ingreso congelado en lo que va del 2020, pero más devaluado por inflación.

Lejos está el paro de ser una iniciativa de las conducciones gremiales. Esta medida fue impulsada por un grupo de trabajadorxs del Conicet autoconvocadxs, que en asambleas de casi 200 compañerxs han puesto en marcha un plan de lucha que incluye este paro, cartelazos y concentraciones diferentes puntos del país. El salto de lxs autoconvocadxs se da sobre la base del rechazo al inmovilismo que instalan las listas Verde y Verde y Blanca de ATE, ante la indignación y el reclamo generalizado de todxs lxs trabajadorxs del sector por el ajuste salarial.

Lxs delegadxs Naranjas y otrxs delegadxs combativxs intervinimos en la reunión plenaria planteando que los sindicatos deben recuperar su rol histórico de lucha para recuperar la confianza de lxs trabajadorxs, reivindicar sus métodos democráticos y rechazar de plano el seguidismo a los gobiernos que, vía cooptación, intentan integrar a los gremios a las patronales del Estado. En la misma dirección, hemos intervenido en la Asamblea Nacional de Becaries para reclamar por la continuidad de las becas, para que no se despidan a centenares de compañeres en medio de la crisis social y económica que se agudiza con la pandemia. Luchas en las que también las direcciones gremiales de Ate-Conicet quedaron a la cola y solo fueron pronunciándose en la medida en que el activismo adquirió proporciones masivas, como las más de 10 mil reproducciones del festival «Ni un científicx en la calle».

Frente a este panorama nos pronunciamos para que la Mesa de Coordinación Nacional de Ate-Conicet convoque a una asamblea nacional de trabajadorxs de Conicet, afiliadxs y no afiliadxs, para organizar e impulsar un plan de lucha de conjunto por:

-Apertura inmediata de las paritarias

-Salario mínimo equivalente a la canasta familiar

-Pase a planta de todxs lxs contratadxs y precarizadxs

-Inclusión de lxs compañerxs CPA al régimen jubilatorio para investigadores científicos y tecnológicos

-Convenio Colectivo de Trabajo propio que incluya a todos los estamentos

-Una verdadera Ley de impuesto a las grandes fortunas y rentas

-No al pago de la deuda externa usuraria, ilegal y fraudulenta

En esta nota

También te puede interesar:

El sábado 6 de marzo a las 14h, junto a docentes universitarios, nos reuniremos en un Plenario Nacional de la Naranja, para deliberar y organizarnos.
Polémica por el fallo del juez que obligó a profesionales de la salud a administrar la sustancia tóxica.
Fue en "articulación pública-privada". Nuevamente los pulpos se valen de la trayectoria y el conocimiento desarrollado por les investigadores.
“Usaron el sello del Conicet para poner todas las cosas truchas que dicen..."
Les trabajadores de Conicet y Agencia paramos y nos movilizamos, por continuidad laboral durante la pandemia y una recomposición salarial urgente.
Entrevista a Inés Burgos: “reclamamos una inmediata recomposición salarial”.