15/06/2020

Paro por tiempo indeterminado de la federación petrolera

Los trabajadores petroleros agrupados en la Federación Argentina Sindical de Petróleo, Gas y Biocombustible (Fasipgybio), cumplen un paro por tiempo indeterminado en los yacimientos,  desde las cero horas del viernes 12.  La Federación agrupa a las seccionales de Mendoza, Salta, Tierra del Fuego, Jujuy, Bahía Blanca y La Pampa. Fuera de ella se encuentran los grandes sindicatos petroleros de Neuquén y Río Negro, el de Chubut y el del norte de Santa Cruz.


El paro por tiempo indeterminado lanzado por la Federación reclama que se cumpla la cláusula de actualización salarial pautada en la paritaria de 2019, la apertura de la paritaria 2020 y el retorno de los trabajadores suspendidos a sus puestos de trabajo. En el caso de Mendoza, de los 3.500 trabajadores petroleros 2.500 se encuentran suspendidos y cobrando solo el 60% de sus salarios. La Federación adelantó la posibilidad de bloquear la destilería de Lujan de Cuyo en caso de que las cámaras no abran un curso de negociación.


Los trabajadores deberían recibir un aumento del 18% si se aplicara la cláusula de revisión de 2019. Además, la paritaria 2020 ni siquiera ha empezado a discutirse y la dirección de la Federación denuncia que ni siquiera existe una mesa de diálogo con las cámaras empresariales del sector (la Ceope y la Ceph). Arriba de esa confiscación salarial, se opera la reducción del 40% que padecen los trabajadores petroleros suspendidos, como consecuencia del parate de la actividad petrolera por la pandemia.


Vale recordar que esa reducción salarial del 40% fue avalada por la propia dirección de la Federación y por el resto de las direcciones sindicales petroleras. Ahora, la Federación reclama por el retorno de todos los suspendidos a sus puestos de trabajo y denuncia que, en los hechos, se ha impuesto “una multifunción laboral”, ya que los trabajadores que se mantuvieron en las guardias mínimas están siendo obligados a realizar las tareas que antes se hacían con la totalidad del personal.


Dentro de los reclamos de la Federación, se anota también el incumplimiento de pagos de salarios de parte de numerosas empresas de servicios. Este es un fenómeno que se extiende en toda la industria petrolera. En Neuquén, por ejemplo, el Sindicato petrolero realizó paros focalizados de 3 a 4 horas por incumplimiento de pago de salarios en cinco empresas.


Es necesario apoyar el paro de los trabajadores petroleros. Los reclamos de cumplimiento de la cláusula de revisión de 2019 y la apertura de la paritaria 2020 son completamente acertados, en momentos donde la inflación sigue horadando los salarios. Mediante asambleas, los trabajadores petroleros deben rechazar las reducción del 40% firmada por la dirección de la Federación el 31 de mayo pasado y establecer un minucioso  protocolo de seguridad e higiene como condición para retornar a los puestos de trabajo. Asimismo, es necesario reclamar la apertura de los libros de contabilidad de las operadoras y de todas las empresas de servicios que se encuentren incumpliendo con los pagos, para que se conozcan los verdaderos números de los capitalistas del sector.


De mantenerse la intransigencia patronal, es necesario extender las medidas de fuerza a las refinerías, para generalizar el reclamo entre todos los trabajadores del gremio y golpear a las patronales en un lugar estratégico para la industria.



 

También te puede interesar:

En la provincia del sol y del buen vino al ajuste lo enfrentamos con la izquierda.
El cierre de las alianzas electorales. Alberto y Cristina bendicen al macrista Sáenz.
La visita del dirigente del Partido Obrero culminó con una gran asamblea en la zona norte de la ciudad.
La patronal dio lugar a rebajas del 7% en la hora.
La justicia busca encubrir la responsabilidad policial imputando a trabajadores del Samec.
En campaña por una alternativa de los trabajadores.