11/03/1999 | 618

Paro y movilización: La lucha en el cordón de San Lorenzo

Con epicentro en la lucha de Celulosa, el 23 de febrero se realizó un masivo paro en el Cordón. Los piquetes, con una importante participación de delegados y activistas, cortaron todos los accesos a las fábricas y localidades. Finalmente, a las 18 horas, tuvo lugar el acto central en el piquete de acceso a la planta papelera donde se concentraron unos 500 compañeros. Allí, los diferentes oradores y las adhesiones destacaron el éxito del paro y se planteó la necesidad de la continuidad en la lucha con diferentes medidas (paros de 48 y 36hs, toma de fábrica, nuevos cortes de ruta, etc.). 

Uno de los centros de la lucha es Celulosa: La patronal mantiene a los 500 compañeros fuera de fábrica y desarrolla una política de desgaste con intimidaciones y presiones para que se acepten los retiros voluntarios. Pretende sacarse de encima, en primera instancia, unos 140 trabajadores e imponer a fondo la flexibilidad y la rebaja salarial a quienes queden. 

Aunque unos 80 o 90 compañeros se habrían anotado para irse; los piquetes en la ruta y en el acceso a fábrica se siguen manteniendo y recientemente se realizó una nueva marcha por la ciudad. 

La victoria es posible: en los piquetes se discute acerca de si se puede ir más allá en esta lucha. 

La gran simpatía popular y la masividad del reciente paro regional muestran que sí hay condiciones para profundizar la lucha. Esta es la lectura fundamental del paro del 23. 

Es necesario actuar en consecuencia y organizar las medidas anunciadas: 

Por el paro de 36 horas Asamblea popular en la Ciudad de Capitán Bermúdez. Ocupación de la Planta Papelera. Por un fondo de huelga con masivas colectas en todas las fábricas. 

Por otro lado, en una reunión de mujeres papeleras, con la participación de compañeras del Plenario de Mujeres Trabajadoras y Tribuna Docente se resolvió convocar a una marcha en el Día Internacional de la Mujer. 

Por la prohibición de despidos y suspensiones. No a los retiros voluntarios. No a la rebaja salarial. Por el reparto de las horas de trabajo con el mismo salario. 

 

En esta nota