24/06/2005 | 905

Paso atrás del gobierno en Pico Truncado: Sigue la huelga y el corte en Caleta

Después de la intensa jornada del sábado 18, donde el pueblo echó a la Gendarmería, los trabajadores en lucha en Pico Truncado y quienes los apoyaban rodearon las instalaciones de Pan American, donde había ido a refugiarse el intendente. Allí se celebró una reunión con los delegados en la que se acordó un aumento de 50 pesos al básico, el pase a planta permanente de 100 contratados, el aumento de las asignaciones familiares de 80 a 120 pesos, el levantamiento de las denuncias por los cortes de ruta (para no dar lugar a procesos) y cinco reivindicaciones parciales. El acuerdo estaría firme, a pesar de la versión de que la Justicia lo declararía ilegítimo por haberse consumado bajo extorsión. Lo logrado en Pico está por encima de lo obtenido en Las Heras, donde los municipales arrancaron los 100 pesos al básico y la efectividad de los contratados, pero con el congelamiento de los adicionales. Quien menos cobre en Pico Truncado estará en los 1.500 peso contra 1.000 en Las Heras, un aumento efectivo del 50% en los salarios. El gobierno ha dado un paso atrás porque es la primera vez en 15 años que se rompe el congelamiento al básico, una “política de Estado” declarada por el gobierno de la provincia. Los municipales de Pico Truncado cumplieron 30 días de huelga y cortes, incluyendo el masivo “paro comunitario” convocado por las organizaciones obreras de Pico Truncado el 6 de junio.


 


Caleta es el centro de la rebelión


Los obreros municipales en Asamblea Popular acaban de resolver el corte total de la ruta 12, luego de rechazar la última oferta —100 pesos no remunerativos, planta permanente para los contratados con mas de 5 años de servicio y otras concesiones, confirmando el reclamo de 200 pesos al básico. Una asamblea de más de 2.000 municipales, con el acompañamiento de varios sindicatos, entre ellos Petroleros privados, Servicios Públicos, Adosac, Pequeños y Medianos Comerciantes, trabajadores del Hospital, de la Fundación Olivia, Mafers y Oil (todos ellos lograron trabajo en las tomas de Termap) resolvió profundizar las medidas de fuerza. Se ha comenzado a debatir la convocatoria a un “paro comunitario”.


Procedentes de General Acha (La Pampa) llegaban al aeropuerto de Comodoro Rivadavia, dos compañías de Gendarmería, 500 efectivos con experiencia en operaciones “humanitarias” en Kosovo y Bosnia. Los gendarmes, que fueron echados a pedrada limpia de Pico Truncado, estarían preparando su desembarque en Caleta.


Viva la Asamblea Popular, Fuera la Gendarmería, 200 pesos al básico para todos los municipales y estatales, huelga general.