05/10/2020

Pasteleros: nuevo acuerdo paritario al servicio de las patronales

Sin asambleas por sector, las paritarias no cubren ni la inflación.

El sindicato de pasteleros, que agrupa a lxs trabajadorxs de heladerías, servicios rápidos, confiteros, pizzeros, pasteleros y alfajoreros, hace pocos días comunicó la firma de paritarias en la mayoría de los rubros. La conducción verde de Hlebowicz ni se digno a sacar un comunicado informando la apertura de las mismas, ni hablar de convocar una asamblea para debatirlas. En total clandestinidad firmó unas paritarias, que lejos de representar una recomposición salarial, no llegan a cubrir la inflación interanual de agosto 2019-2020.

No es un detalle menor, que la firma de estas paritarias en el mes de septiembre representó, en el mejor de los casos, un periodo de 7 sin tener ningún aumento, y en el peor, el aumento de septiembre es el primero después de un año.

Qué se firmó sector por sector

En el caso de la rama de alfajores y postres, el aumento fue de un 28% en cuotas, con un bono extraordinario para el mes de septiembre y octubre. Lo que parece una gran suma, en sí esconde que este sector recibió por última vez un aumento del 5% en agosto del 2019.

Por el lado de lxs trabajadorxs de los locales de pizza, recibieron como último aumentó un 5% en el mes de diciembre de 2019 (pizzerías). El sindicato no informa de cuánto es el nuevo acuerdo, solo festejan que significa un incremento del 54%, pero esto es la suma desde junio de 2019, todo el 2020 y parte del 2021, ya que no hay cláusula de revisión.

En el sector de heladerías, el último aumento percibido fue un 5% en el mes de enero, es decir que han pasado casi un año sin aumentos. El nuevo acuerdo paritario contempla un aumento en septiembre, que solo absorbe el incremento solidario ($4000) dispuesto a principio de año, y un 2,6% en el mes de octubre. A este mes, se lo toma como el básico para el 30% de aumento en 6 cuotas, de 5% desde noviembre hasta abril del año entrante. Esto nos da una suma que apenas supera el 20% para el año 2020 en las categorías más altas, y un 25% en las más bajas, cuando está prevista una inflación de 37,8%. Detalle no menor, es que no hay fecha de cláusula de revisión, lo que podría conllevar, a que nuevamente, haya un extenso período sin ningún tipo de incremento.

Por último, nos queda la rama de servicios rápidos (fast foods), donde la última cuota del acuerdo paritario del 2019, fue de un 10% en el mes de febrero. El acuerdo en cuestión representa un miserable 21% en cuotas (14% en septiembre y 7% en octubre) y sin fecha para una cláusula de revisión.

Al igual que en el resto de las ramas, estos números firmados esconden una trampa ya que todos los sectores de pasteleros cobraban los 4.000 pesos decretados por el “incremento solidario” en el mes de enero. Esto quiere decir que parte de esta suma, ya era percibido por lxs trabajadorxs del gremio, sólo que ahora se incorpora al básico.

Bien mirado,  el aumento en Fast Foods representa aproximadamente un 9%, lo que provoca que lxs trabajadores sigan cobrando un sueldo menor a la canasta básica alimentaria de una familia tipo en el mes de agosto ($18.792).

Las patronales festejan

Esta revisión salarial miserable dentro de los fast food, no representa un nuevo gasto para las patronales, ya que hoy en día continúan sin pagar los  sueldos, porque siguen recibiendo el beneficio del ATP, que representa en muchos casos el 100% de nuestros salarios.

Como frutilla del postre, el pacto de pasteleros con el gobierno y las cámaras de servicios rápidos, que recorta el 30% de los salarios, sigue en pie. Hoy en día la mayoría de los locales ya tienen sus puertas abiertas, pero el recorte salarial continúa como si no hubiera habido una apertura total de la actividad comercial, más allá de los exorbitantes números de Covid19. A esto se le suma que lxs trabajadores sufren una mayor flexibilización laboral con multifunción de tareas.

Estos acuerdos paritarios significan una nueva entrega de la burocracia sindical al servicio de las grandes patronales. Lxs trabajadorxs agrupados por este convenio, venimos sufriendo hace décadas los acuerdos paritarios a la baja y a esto se le agrega la enorme crisis social y económica que busca ser descargada en las espaldas de la clase trabajadora.

La conducción verde de pasteleros ha sido amiga de todos los gobiernos de turno sin importar su color político. Es por eso que lxs trabajadorxs de pasteleros debemos impulsar un agrupamiento independiente de las patronales y el estado, para poder defender nuestras condiciones de trabajo y conquistar una paritaria que recupere nuestro poder adquisitivo y por un sindicato de lxs trabajadorxs.  Queda en manos de lxs propios trabajadores la lucha por la defensa del salario y las condiciones laborales. La organización independiente de la burocracia y el Estado es fundamental para enfrentar este nuevo ataque contra todxs lxs trabajadores pasteleros

 

También te puede interesar:

Médicos y profesionales de la salud marcharon contra el decretazo de Kicillof para cerrar paritarias a la baja.
La política económica del gobierno y la puja contra el peso hace estragos en el poder adquisitivo de los trabajadores.
Sobre un informe acerca de la concentración empresaria y la inflación.
Ante la convocatoria de la Comisión Nacional de Trabajo en Casas particulares, que fijará el aumento de salario.