18/07/1995 | 456

“Pinchada” por la burocracia zanolista

En el Banco Federal, a escasos metros de la Asociación Bancaria, fueron despedidos de un saque 200 trabajadores, un tributo patronal para acogerse al “fondo fiduciario”. La reacción del personal fue paralizar de inmediato el trabajo y la ocupación del banco.


La Comisión Interna, que responde al zanolismo, y la propia Bancaria, bombearon desde el inicio la medida. No la organizaron, no le dieron ninguna perspectiva, bloquearon toda acción de apoyo y solidaridad externa a la lucha y no se propusieron movilizar solidariamente al gremio (plenario de delegados, acto en la puerta, paro parcial de solidaridad, por ejemplo). 


Durante la toma, un representante de la burocracia planteó que la medida debía limitarse a impedir el retiro de documentación comprometedora por parte de la patronal, como si el banco no se hubiera llevado todo (como lo recordó una compañera).


Compañeros  de la lista 94 de oposición concurrieron solidariamente a la toma, con el planteo de garantizar la medida y extenderla mediante la movilización solidaria del gremio.

También te puede interesar:

Un programa de los trabajadores para enfrentar la pandemia y el pacto con el FMI
El lunes que viene la empresa deberá abonar lo adeudado.
Importantes conflictos muestran el descontentos de las bases y los cuestionamientos a la burocracia sindical.
No garantiza ni la salud ni la "economía".
Abramos el debate en todos los sectores para rechazar este acuerdo inconsulto.
Se realizó la charla “Despidos en pandemia: género y precariedad”.