18/11/2020
judiciales

Piumato levanta el paro con caravana a cambio de poco y nada

Impulsemos la lucha por la recomposición salarial.
Agrupación Bermellón - Judiciales

En la previa de desarrollarse el paro de 36 horas con caravana, la Corte ha confirmado la pauta salarial de 10% a octubre con la Acordada 34/20. La Comisión Directiva Nacional de la UEJN ha informado que levanta las medidas en señal “de buena voluntad” y porque “con este 10% en el bolsillo de los/as judiciales, volvemos a sentarnos en la mesa de negociación por lo que falta”.

Las Comisiones Internas y delegados del Frente Azul Bermellón han salido al cruce manifestando que no es cierto que la directiva de la UEJN se vuelva a sentar “en la mesa de negociación”, porque al no tener los/as judiciales paritarias y convenio colectivo de trabajo, nunca estuvo sentada. Que “sin paritarias, las únicas herramientas que tenemos los/as judiciales para pelear por nuestros salarios son las medidas de fuerza”.

Por eso, por inconsulto y porque fue cambio de chaucha y palitos, rechazamos el levantamiento del paro de Piumato. La próxima semana tenemos que ganar las calles por nuestros reclamos.

Con una inflación que se estima a fin de año arriba del 35%, el 10% que se pagará seguirá dejando nuestros salarios con una pérdida de poder adquisitivo del 20%. Por eso, planteamos que la Corte Suprema reclame al gobierno la totalidad de la recomposición salarial y que adelante su pago con el millonario fondo anticíclico.

Ya estamos llegando a fin de año. Lo que no recuperemos ahora no lo recuperamos más. Impulsemos reuniones, plenarios de delegados y autoconvocatorias. Abajo el ajuste fondomonetarista de la Corte y el Gobierno, recomposición salarial YA.

Facundo Miño (Secretario Gremial CI Penal, Congresal UEJN, Agrupación Bermellón)

Luisina Prieto (Delegada CI Fuero Civil y Comercial Federal, Congresal UEJN)

Francisco Estrella Gutiérrez (Delegado Obra Social PJN, Congresal UEJN)

También te puede interesar:

Es la consecuencia de la presencialidad sin condiciones, y de una vacunación escasa.
El “lawfare” de CFK para forzar una pax judicial.
Fija la potestad de la Ciudad de Buenos Aires de mantener las clases presenciales.
Necesitamos un programa del movimiento de mujeres y diversidades trabajadoras independiente de los gobiernos y de los poderes del Estado.
El clasismo elaboró un programa.