20/05/2010 | 1129

Plenario de delegados vota una jornada de lucha en apoyo a Crítica

Por Rubén Schofrin La Naranja de Prensa

La huelga del diario Crítica cumple 20 días en defensa de los puestos de trabajo y del cobro de los salarios adeudados. La solidaridad con los trabajadores del matutino es masiva en todas las empresas periodísticas. Se han juntado miles de pesos en las colectas del fondo de huelga en todo el gremio. La movilización de los compañeros de Crítica está en el corazón del gremio de prensa, pese al boicot de la burocracia de la Utpba que no ha dado ni un sólo paso en su apoyo. El martes 18 de abril, un plenario en el que participaron representantes de doce empresas resolvió convocar a una jornada de lucha para el jueves 20, con asambleas y aplausos, y un nuevo plenario el viernes. Centenares de compañeros del gremio se dieron cita frente al Ministerio de Trabajo para acompañar las audiencias con el ministro Tomada y su vice, Noemí Rial. En la primera audiencia, la empresa informó que se había presentado en Convocatoria de Acreedores, pidiendo en el Ministerio el “procedimiento preventivo de crisis”. En medio de las bravuconadas kirchneristas contra los medios, el opositor mediático y vaciador Antonio Mata, dueño de Crítica, ha montado un lock-out patronal sin que al gobierno se le mueva un pelo. El repudio total a la propuesta empresaria hizo aparecer el martes un pago a cuenta de 600 pesos, que no modifica sustanciamente la deuda. La semana próxima están anunciados otros 600 pesos. Está claro que el objetivo patronal es provocar una desmoralización que provoque el abandono de la lucha. Si la empresa no puede hacerse cargo de los salarios y garantizar la continuidad del diario, que el Estado pague los sueldos de los compañeros y entregue los recursos materiales para poder sostener la publicación bajo un comité de redacción electo por los trabajadores, que garantice la independencia del diario respecto de cualquier manipulación estatal. ¡Vamos por el triunfo de esta gran lucha!

En esta nota