04/03/2021
DOCENTES UNIVERSITARIOS

Plenario Nacional Naranja: el clasismo prepara la lucha por el salario y las condiciones de trabajo

Por un plan de lucha nacional de la docencia universitaria.
Agrupación nacional naranja de docentes, becarixs e investigadorxs

La Agrupación Nacional de Docentes e Investigadores Universitarios convoca el sábado 6 de marzo a las 14 hs a su primer Plenario Nacional de 2021. Ante la inminencia del comienzo de un ciclo lectivo que llega con las gravosas consecuencias de la virtualización forzosa, sin recursos ni provisión de equipamiento, y frente a la presión patronal por una presencialidad sin condiciones de infraestructura ni sanitarias y, además, a las puertas de la segunda ola de contagios del Covid-19 y en un contexto de derrumbe salarial, es imprescindible y urgente deliberar para organizar la lucha. Con ese objetivo se realizará el plenario que ya tiene asegurada la presencia de docentes de todo el país y la apertura estará a cargo de Romina Del Plá.

Entre la virtualización sin recursos y la presencialidad sin condiciones

En el texto de convocatoria al plenario La Naranja describe el cuadro de la realidad de la docencia universitaria que debe enfrentar, a la vez, a la virtualización sin recursos y a la presencialidad sin condiciones: “hace un año denunciamos que la virtualización forzosa era un fracaso, además de haber significado un negocio para las corporaciones tecnológicas … los gobiernos y rectores nos empujaron a una virtualización sin recursos, sin provisión de equipamiento, precarizando nuestras condiciones de trabajo. Mientras denunciábamos que nuestros estudiantes y docentes se caían desconectados, miraban para otro lado. Ahora, después de haber abandonado a docentes y estudiantes a que se las arreglen como puedan, tanto el gobierno nacional como los provinciales declaran su interés por la educación. Así pretenden empujarnos a la presencialidad cuando todos los semáforos epidemiológicos para el retorno a las aulas indican que es inviable”.

El reclamo patronal de que “haya clases” (virtuales o presenciales) enarbolado por los gobiernos y las autoridades universitarias se hace sin que se haya “puesto un peso” y volcando sobre los docentes tanto la responsabilidad de que así sea como los costos materiales de las mismas. Todo esto “con un presupuesto a la baja” y que “en todo un año no se realizaron las mejoras en infraestructura, limpieza, acondicionamiento de los lugares de trabajo, de investigación y de enseñanza”. Mientras “se privilegiaron, por parte del gobierno y de los rectores, el acuerdo con los bonistas, el FMI y los acreedores de la deuda pública antes que la inversión en educación”.

El desplome salarial

El documento, además, focaliza en el gran tema de la situación docente: el desplome del salario. “Desde el inicio de la pandemia, mientras se flexibilizó nuestra tarea y se aumentaron nuestras horas de trabajo, nuestro salario perdió más del 20% de su poder adquisitivo. Esto a causa del incumplimiento de la cláusula gatillo y la nefasta acta del 7% que firmaron el Ministro Trotta, los rectores y las burocracias sindicales … El salario del cargo testigo (ayudante de 1º semiexclusiva), efectivamente percibido en enero de 2021 fue de $17.670. La línea de pobreza, a enero 2021 (última publicada), es de $56.458. La de indigencia a enero 2021 es de $23.722. Y la canasta familiar es de 130 mil pesos.” Números que confirman que la situación salarial, su recomposición, debe hacerse con esos marcos y fuera de las maniobras de porcentajes que en un cuadro inflacionario como este y con una inflación dibujada en torno al 30 por ciento confirman que el objetivo debe ser que no haya “ningún docente bajo la línea de pobreza”.

Deliberar para organizar la lucha

El plenario está pensado como el puntapié inicial de un proceso de deliberación de las y los docentes pre y universitarios, de las y los investigadores de todo el país en plenarios, asambleas, congresos de base para preparar un gran movimiento de lucha que le permita los docentes enfrentar a la virtualización sin recursos, a la presencialidad sin condiciones y logre imponer el conjunto de las reivindicaciones de la docencia universitaria.

Pedí el enlace para participar del plenario a [email protected]

También te puede interesar:

Luego 30 jornadas de paro, cortes de ruta, acampes y diversas medidas de acción directa impulsadas por la Mesa de Trabajadores en Lucha.
Según datos del Indec la canasta básica llega a $66.488 y la canasta alimentaria a $28.414. Los salarios siguen perdiendo lugar contra la inflación.
La burocracia sindical pacta con Capitanich un nuevo acuerdo ruinoso.
Por el salario, las condiciones sanitarias, contra los despidos y contra la precarización laboral.
Apoyemos la lucha de las y los trabajadores de la salud.