06/03/1997 | 529

Pongamos fecha a la «jornada» por el paro activo

Por E. S.

El miércoles 26 se realizó un plenario de activistas y delegados convocado por el Sitramf y los gremios adheridos a la CTA, del que participaron 250 trabajadores. En ese plenario se aprobó el «llamado a una jornada de protesta provincial que desemboque en el paro provincial», la realización de una caravana de autos que partiendo de Fiat enlace a las principales fábricas (Transax y Ciadea); la realización de una peña el viernes 28 para recaudar dinero para el fondo de huelga, y la convocatoria a un nuevo plenario de activistas y delegados para el miércoles 5 de marzo.


El plenario del miércoles 26 abundó en intervenciones reclamando el paro provincial. La provincia está plagada de conflictos y el gobierno provincial amenaza con producir mayores ataques a los trabajadores: ya ha anunciado su decisión de denunciar el convenio de la DAS (obras sanitarias) de la mano de la privatización de la empresa y la entrega del agua potable de Córdoba a la Lyonnais des Eaux; hay despidos en el Paicor (asistencia social) como resultado de su privatización. Pero los gremios convocantes al plenario del 25, en su mayoría enrolados en la CTA, no le pusieron fecha al paro, así como tampoco a una movilización común. La línea de reclamar el paro provincial a la burocracia del Moas y la CGT es una vía muerta si no se fija una fecha y se convoca a los trabajadores de todos los gremios, independientemente de sus direcciones sindicales, a impulsarlo y llevarlo adelante. La necesidad de unidad del conjunto de los trabajadores cordobeses va a contramano de la política de la burocracia, por ello el Partido Obrero planteó la convocatoria a un congreso de delegados obreros y activistas que establezca un programa y un plan de lucha. Estas son las tareas que debe resolver el próximo plenario.