03/07/2003 | 807

Por el aumento salarial

El miércoles 25 se realizó en la ciudad de La Plata una marcha de estatales, docentes, auxiliares de la educación, judiciales, profesionales de la salud nucleados en la Cicop, trabajadores de hospitales y organizaciones de desocupados, como el Polo Obrero, en reclamo de aumento de salarios. Fue una marcha de más de 3.000 trabajadores. Durante el día hubo un importantísimo paro y abandono de tareas en muchísimas reparticiones de la región.


Esta importantísima lucha ya lleva más de 50 días.


Durante los días previos a la marcha y al paro hubo un operativo de levantamiento de la medida, por parte de los sindicatos estatales de la Cgt, Upcn y Soeme, que levantaron el paro, el cual no fue garantizado por la conducción de Ate. Lo mismo sucedió con la marcha, que fue bancada y garantizada por el activismo y por las juntas internas combativas, como la de Ate Educación.


No hubo desde el acto una perspectiva concreta de cómo continuar esta lucha. Hay un esfuerzo deliberado por clausurarla y por cerrar este período de rebelión estatal por aumento salarial. Este operativo se refleja en la firma del acta con el gobierno que ofrece 30 pesos para los auxiliares y una promesa de discutir algunos reclamos de los no docentes.


Pero las retenciones, asambleas y movilizaciones siguen firmes en una gran cantidad de reparticiones, como las Torres, Educación, Salud, Agrarios, Estadística, Deporte y Turismo, Vialidad y Lotería Provincial, y se agregan todos los días nuevos lugares, como la Escuela de Sanidad y el Consejo de la Familia. La importante presencia docente en la marcha es un anticipo de que se viene su lucha por aumento salarial. Lo mismo sucede con los judiciales y con los hospitales. Los 30 pesos no resuelven nada.


Debemos impulsar la realización de reuniones, plenarios abiertos y asambleas para continuar y relanzar la lucha salarial, imponiendo a los sindicatos un plan de lucha común, impulsando la huelga del conjunto de los estatales, docentes y no d ocentes con medidas progresivas hasta obtener el aumento.

También te puede interesar:

Implica que un 40% sobre el sueldo de mayo, que se terminaría de cobrar en enero de 2022.
La exigencia al gobierno de Kicillof es de un salario igual a la canasta familiar.
Las conducciones de los gremios estatales cordobeses acuerdan la entrega del salario.
Otro pacto ajustador de Kicillof con las burocracias sindicales.
El video filmado por una trabajadora del Hospital del Niño que increpa a la burocracia provincial de ATE refleja el enorme descontento por las paritarias firmadas.
Aún con este aumento, las escalas salariales más bajas del Congreso quedan muy por debajo de la línea de pobreza. El contraste entre el dietazo y una paritaria insuficiente.