14/09/1993 | 401

Por el triunfo de la huelga

La huelga en Propulsora se mantiene firme y masiva. Desde el jueves 2, por votación de una asamblea general y moción del cuerpo de delegados, los trabajadores resolvieron profundizar las medidas de fuerza y marchar al paro por tiempo indeterminado hasta que Techint reconozca y pague el reclamo de un aumento general de 200 pesos para todas las categorías.


Desde los primeros días de huelga se hacen presentes trabajadores y delegados del Astillero Río Santiago, también en lucha por un aumento de 200 pesos. El cuerpo de delegados llamó a formar un Fondo de Huelga, que suma aportes en el Astillero, en las distintas reparticiones estatales, en escuelas y facultades. Piquetes de obreros de Propulsora han comenzado a hacer pintadas en toda la zona. En estos momentos se debate la iniciativa de organizar una marcha a la Capital, al edificio Catalinas, sede del pulpo Techint.


La huelga y la movilización es absolutamente silenciada por los medios, y la burocracia metalúrgica ha tomado una posición tajante junto a la patronal, llamando a levantar la lucha y negándose a convocar el plenario de delegados.


La huelga ha puesto en pie a la principal fábrica metalúrgica de la zona y cabeza de la oposición seccional a Di Tommaso (diputado de Duhalde, “hombre de Techint” y agente de la flexibilidad y la reforma laboral). La radicalización del conflicto, la masividad y unanimidad del paro y la combatividad del activismo —que impidió el ingreso de los camiones para descargar chapas o retirar material de la fábrica— habla a las claras del ánimo que anida en las bases de la UOM. Son tres años de traiciones ininterrumpidas del miguelismo —y de su delfín, el candidato duhaldista Brunelli—, responsable de la destrucción del convenio, los despidos masivos y la miseria salarial.


El triunfo de esta lucha extraordinaria se ha convertido en una causa de todos los metalúrgicos y del pueblo trabajador. Una victoria de Propulsora puede abrir un giro en toda la Unión Obrera Metalúrgica y golpear en el corazón de la “santa alianza” antiobrera: los pulpos capitalistas y privatizadores, el gobierno menemista y los burócratas sindicales que han vaciado las organizaciones gremiales. El PO se ha movilizado por la victoria de la huelga. Una declaración de la regional, “Viva la lucha de Propulsora”, llama a rodear de solidaridad la huelga, pronunciarse, juntar fondos para sostenerla y sobre todo impulsar un plenario de delegados y activistas en Ensenada (lo que plantea un frente común de lucha en primer lugar con los trabajadores movilizados del Astillero Río Santiago), para emprender una movilización que permita golpear juntos hasta arrancar la victoria de los reclamos.

También te puede interesar:

Un programa para las obreras metalúrgicas.
Una asamblea masiva votó la medida en la planta Ternium del grupo Techint.
Urge declarar la asamblea permanente. Que los trabajadores de Ternium puedan seguir y decidir sobre las negociaciones con la patronal.
Defendamos la organización de base para seguir luchando por las reivindicaciones.