18/03/2015 | 1355

POR LA REINCORPORACION DE LOS TRABAJADORES DE DESARROLLO SOCIAL

No al vaciamiento de Scioli


Hace tiempo que el gobierno provincial viene vaciando el Ministerio de Desarrollo Social: decenas de planes sociales han desaparecido, de la mano de la reducción de las partidas presupuestarias en los cupos de los comedores escolares; el presupuesto de alimentos para las organizaciones sociales se eliminó casi por completo, dependiendo ahora de lo que Nación otorgue.


Los trabajadores de uno de los galpones de acopio de alimentos se encuentran en conflicto con el ministro Aparicio, desde que reclamaron mejores condiciones de su lugar de trabajo y por oponerse al manejo punteril de la mercadería en la entrega de canastas navideñas. Ante esta decisión de los trabajadores, la patronal sciolista, sin previo aviso, ingresó a un grupo de empleados de cooperativas para realizar tareas de limpieza, a la fuerza, atestando de policías el galpón e impidiendo la entrada de los trabajadores de planta sin ningún tipo de explicación. Además, se les inicio una causa a quienes ingresaron como todos los días a su trabajo. Durante el conflicto hubo serias agresiones, con amenazas armadas y golpizas contra los trabajadores organizados. El ataque patronal se agravó, cuando pusieron en disponibilidad a cinco de los 25 trabajadores de planta permanente, incluido en delegado gremial.


La asamblea de trabajadores, que se reunía periódicamente en su lugar y horario de trabajo, junto con distintas organizaciones sociales, incluida el Polo Obrero, cortaron la avenida 13 en 520, lugar donde funciona un deposito más pequeño y donde se lleva mercadería que sacan por la noche del depósito en conflicto y, posteriormente, se marchó a la Gobernación, con más de 100 trabajadores y juntas internas de ATE.


Luego de algunos llamados entre la gestión actual y ATE, los trabajadores esperan que se firme la propuesta por la reincorporación inmediata del delegado gremial y la reincorporación de los cuatro compañeros restantes.


El Polo Obrero se pronuncia contra esta política de vaciamiento, en apoyo a los trabajadores en conflicto para que se los reincorpore a su trabajo, se despeje el depósito de toda fuerza policial y por la triplicación de su presupuesto.