16/10/2020

Por un gran frente de lucha aeronáutico

Por Corresponsal Agrupación La Pista

Miles de trabajadores aeronáuticos de todo el país están sufriendo las consecuencias de un ajuste que viene para arrasar con todo lo que hasta hoy consideramos derechos.

Como en todo el mundo, las líneas aéreas, que ya venían en crisis, encontraron en la pandemia la oportunidad para pedir el rescate de los Estados y al mismo tiempo producir despidos, una caída histórica de los salarios, incluso nominal, precarizando y flexibilizando el trabajo para obtener mayores ganancias.

En estos meses las patronales avanzaron como nunca, aprovechando la suspensión de los vuelos y la pasividad de la burocracia de los gremios aeronáuticos que rechazan toda defensa de sus afiliados.

La patronal de Latam, ignorando los decretos del gobierno, que no tomó ninguna medida, rebajó los salarios a la mitad, pasó a centenares de compañeros al convenio de comercio y produjo mas de 1.000 retiros «voluntarios». Pero a pesar de anunciar su abandono de los vuelos de cabotaje, el Estado le permite retener las rutas y sacar aviones del país.

En Aerolíneas Austral el plan del macrista Malvido, ahora es impulsado por La Cámpora. La “fusión” es la pantalla de la destrucción de los convenios en todo el grupo Aerolíneas. Apelan a la histórica separación de los trabajadores de Austral y Aerolíneas con la que hicieron competir entre sí a los trabajadores de ambas marcas que pertenecen a la misma empresa hace más de 20 años.  El instrumento para ello es la persistencia de convenios separados, completa responsabilidad de las burocracias aeronáuticas que mantuvieron durante años esta situación en lugar de luchar por convenios únicos que integrasen los mejores beneficios de ambos. Los salarios del grupo Aerolíneas están con la paritaria vencida en septiembre ¡de 2019!

Las patronales de Jet Smart y Flybondi rebajaron salarios y manipulan a los trabajadores para obtener mayores beneficios del Estado, que invirtió millones en el aeropuerto de El Palomar a pesar de no ser apto para la navegación aérea comercial.

Hasta los controladores aéreos, declarados servicio esencial, han sufrido una disminución de sus ingresos de bolsillo.

En las empresas tercerizadas de catering, limpieza y seguridad los atropellos son aún mayores gracias a la precarización que viene de antes. Si sumamos a los aeroportuarios de AA2000 con salarios rebajados, estamos afectados por esta situación más de 30.000 trabajadores.

Mientras las conducciones gremiales miran para otro lado o negocian a nuestras espaldas la entrega de nuestros derechos, esta catástrofe social  es respondida por los trabajadores que se autoconvocan en las caravanas de Austral y de Latam, que realizan cortes y piquetes en Gate Gourmet y en GPS, que en Aerolíneas se reúnen en asambleas virtuales contra los despidos y organizan colectas para los despedidos.

Para triunfar es imprescindible unir todos estos procesos en un gran frente de lucha aeronáutico que convoque a acciones comunes dirigidas al Estado, detrás de un pliego de reclamos unificador. Todo delegado honesto, toda agrupación sindical antipatronal, todo trabajador aeronáutico de cualquier gremio o empresa debe sumarse a esta tarea.

La navegación aérea es un servicio esencial que aporta en tiempos normales 12.000 millones de dólares a la economía nacional. El relato empresarial de subordinar a las ganancias la seguridad y las condiciones de trabajo, de las que esta depende, ya tiene bastantes muertes en su haber. No queremos mas LAPAs.

Ningún aeronáutico en la calle. Reincorporación de los despedidos .

Reparto de las horas de trabajo entre todos, sin afectar el salario, hasta la normalización de la actividad.

Aumento salarial para compensar la inflación.

Frente a la reanudación de los vuelos, garantía de aplicación de protocolos sanitarios bajo control de representantes electos por los trabajadores.

Defensa de todos los derechos adquiridos. Los convenios no se tocan.

Convenios únicos  en Aerolíneas Austral nivelando hacia arriba.

Por un sistema aeronáutico y aeroportuario nacionalizado y bajo el control de sus trabajadores.

     

También te puede interesar:

Hay que convocar a asambleas y plan de lucha.
Rechacemos el pedido de desafuero contra los delegados del personal técnico (Apta-Austral).
Este 31 de agosto se cumplieron 21 años de la masacre de Lapa.
Martes 25-10h caravana desde Aeroparque.
La patronal, que viene fugando sus ganancias hace más de 40 años, no les está pagando el sueldo a 190 contratados.