12/08/1999 | 637

Por una nueva dirección de ATE

El 22 de setiembre sólo dos listas disputaran la dirección del gremio en Ate, la lista Verde de De Gennaro y el Frente de Unidad Antiburocrático y Combativo (Listas Bordo-Naranja-Violeta y Negra).


La formación de un frente de todo el activismo combativo y antiburocrático, para presentar una lista nacional se debe a la imperiosa necesidad de cambiar radicalmente los hombres y la política que lleva adelante el gremio.


La dirección de Ate, gusta posar de combativa y luchadora pero frente a los grandes conflictos del gremio ha tenido siempre una clara política de desgaste, y desmovilización que ha terminado enfrentando al activismo luchador contra la dirección Verde.


Esto pasó en el glorioso conflicto de los mineros de Río Turbio, en las semanas de paros y movilizaciones del Castex, en la larga lucha de los trabajadores de Astilleros de Río Santiago, en el Pami, y en toda lucha consecuente que se haya librado. La dirección de Ate ha transformado el sindicato en una agencia que publicita, que interviene en los conflictos a través de «radios abiertas» o colocando algunos bombos del sindicato en alguna calle o en alguna plaza, o realizando una campaña de «medios» con las denuncias de la Verde, pero evitando realizar un plan de lucha verdadero No hay un plan de lucha nacional que centralice los reclamos del gremio.


El congreso del Cta dirigido por el propio De Gennaro se agotó en la realización de la «jornada» el 6 de julio que fue boicoteada por la propia dirección de Ate, que ni siquiera convocó a un paro. La dirección de Ate ya no tiene, ni quiere, otro plan, ya «publicitó» en todos los medios que «lucha».


Pero la realidad de los estatales es otra. Ya hay sentencia firme para la imposición del convenio negrero de Upcn-Menem y se ha comprobado que este convenio que arrasa con las conquistas de los estatales no se para con «plebiscitos» inventados por la dirección de Ate, sino con un gremio en la calle en un verdadero plan de lucha. La inclusión de Aníbal Díaz el paritario que fue «desautorizado» por acordar con este convenio en la lista Nacional Verde de Ate es la confesión de que la dirección ya aceptó el mismo. Bajo la dirección actual hay una clara integración de Ate al Estado.


Para que en Ate no triunfe la política de Andrés Rodríguez debe haber una dirección de lucha, de los mineros, los delegados de base del Astilleros, las luchadoras y luchadores de los hospitales, y de todas las reparticiones estatales, debe haber una dirección que defienda un sindicato independiente de los patrones, sus partidos y del Estado. Una dirección que esté en contra de cualquier «modelo» con que los capitalistas disfracen la brutal explotación a que someten a los trabajadores, manifestación de una crisis que no tiene solución en el marco de este sistema capitalista.


La lista Violeta (tribuna Estatal) propugna que el Frente de Unidad Combativo y Antiburocrático se transforme en una opción clasista, antiburocrática y combativa, antes y después de las elecciones para recuperar el gremio, para terminar con el verso, para encarar un verdadero plan de lucha, derrotar el convenio Upcn-Menem, y darle a los trabajadores estatales la dirección que merecen.


Nuestro programa


Anulación del Convenio Upcn-Menem

Luchar por un convenio de Ate que imponga nuestras reivindicaciones.

Contra todas las reformas del Estado

Por la derogación de todas las leyes y normas flexibilizadoras

Por un aumento de salarios acorde al costo de la canasta familiar. Incorporación de todos los contratados a planta permanente.

Por la reestatización de las empresas estatales privatizadas bajo el control de los trabajadores. Apertura de las cuentas de las empresas estatales bajo control obrero.

Ningún despido ni suspensiones. Reparto de las horas de trabajo sin afectar el salario

Por la democracia sindical revocavilidad de los dirigentes reconocimiento de las minorías Asambleas generales y consulta y participación permanente de las bases del gremio.

Por un verdadero plan de lucha.

Por un Ate independiente de los patrones y sus partidos contra la política de hambre del gobierno de Menem apoyada por el PJ y la Alianza.

No pago de la Deuda Externa.

Libertad a Raúl Castells.

Anulación de todos los procesos a los luchadores populares.

LISTA VIOLETA

En esta nota