Sindicales

29/5/2003

|
802

Primeros balances de las seccionales y provinciales

Los primeros resultados que conocemos de las elecciones de Ate muestran un cuadro complejo; si bien la Lista Verde gana todavía con amplitud, comienza a ver resquebrajado su dominio.


Este proceso comenzó en 1999 (con la Multicolor y otras listas que se presentaron), pero hoy ha avanzado mucho más.


En la Capital Federal, la Verde ganó con 3.556 votos. La Lista Granate salió tercera con el 13% de los votos (708) (falta resolver la impugnación de una urna donde ganó ampliamente con 30 votos – Hospital Udaondo – ). La Lista Verde-Blanca (Grimaldi) salió segunda con 840 votos, aproximadamente.


En cuarto lugar se ubicó la Violeta-Rojo (orientada por el PTS) con 172 votos (le ganó a la Verde en el Indec).


La quinta lista (Verde-Celeste-Blanca), de “Pepe” Cisternas (antiguamente directivo de la Verde), sacó 144 votos.


Carecemos todavía de datos globales de la elección nacional en la Capital, pero podemos apreciar que la Lista Violeta apareció (a pesar de la confusión existente sobre las listas) como primera oposición (con un pico en el Hospital Garrahan). Hubo también una gran cantidad de votos en blanco.


En la provincia de Buenos Aires, la Verde obtuvo 13.763 votos (87%) a nivel provincial mientras la Multicolor sacó 1.968 (13%). A nivel nacional, la Verde obtuvo 13.839 votos, la Violeta 403 votos y la Naranja 388 votos.


Los datos más importantes de las distintas seccionales son los siguientes: la Marrón de Ate-Sur conservó su dirección con el 70% de los votos; en Pilar ganó por primera vez una lista “no verde”: la Celeste (ver nota


La Plata, si bien no es una seccional, es un lugar estratégico por ser la sede del Consejo Provincial y por el nivel de activismo que tiene: allí la Verde ganó con 1.822 votos sobre la Multicolor – 420 votos – , en el nivel provincial. A nivel nacional, la Verde obtuvo 1.819 votos (77%) contra 138 votos de la Violeta y 81 de la Naranja.


En Mar del Plata, la Lista Celeste está denunciando un escandaloso fraude que consolidó el triunfo de la Verde por 591 votos contra 63 de la Celeste.


Más grave aún es lo que ocurrió en toda la provincia de Santa Cruz, donde la Lista Negra impugnó la elección (la misma se encuentra suspendida hasta que el juez Caamaño resuelva) ante el escandaloso cuadro de “inflado” de padrón, afiliación trucha de funcionarios, etc. Incluso, la Verde trajo tres micros llenos de jubilados provenientes de Natales – Chile – para hacerlos votar y que quedaron “varados” durante todo el día, inclusive sin comida. Es de destacar que la Lista Negra hizo toda una campaña de denuncia de estas irregularidades con varias semanas de anticipación, con el antecedente de lo ocurrido en 1999.


En Rosario se produjo una impresionante polarización entre la Lista Verde (897 votos) y la Tricolor (sectores ex Grimaldi que se vincularon al menemismo de Cassia – MOP – ) que obtuvo 825 votos. La Bordó – moyanista – obtuvo 317 votos (15%) y la Blanca combativa 132 votos (6%). La Blanca ganó en tres lugares: el Hospital de Granadero Baigorria, el Hospital de Agudos Avila y la Casa Joven (Promoción Social).


En Mendoza, en el orden provincial ganó la lista Marrón (oficialista) con 1.500 votos sobre 2.000 (75%) y la Verde sacó 500 votos (25%).


En el orden nacional, la Verde sacó 1.000 votos, mientras la Violeta tuvo – fundamentalmente por tener en su lista a dos compañeros de Mendoza – una excelente votación: 300 votos (15%). Estimamos que este porcentaje es muçho más alto en el “Gran Mendoza”, del orden del 30-40%. La Naranja sacó alrededor del 1%.


Habrá que avanzar en este balance con más datos oficiales en la mano, pero el cuadro que se presenta es evidentemente muy promisorio para la gran tarea que tenemos por delante: la construcción de una nueva dirección en Ate, independiente de Kirchner y de todos los gobiernos y partidos del capital, al servicio de los trabajadores estatales.