20/07/2020

Prosidar: reincorporación Inmediata de todos los trabajadores

Llenemos de solidaridad el paro y los piquetes

El día lunes 13 de julio, cuatro trabajadores de la metalúrgica ubicada en Avellaneda fueron echados, incumpliendo el decreto 487/2020, de prohibición de despidos.

Como respuesta, los trabajadores en asamblea resolvieron ir al paro de actividades. Al momento de redactar este artículo llevan una semana con cese de tareas y piquetes diarios en las puertas de la planta.

Después de los despidos, la patronal busca avanzar con un régimen de retiros voluntarios, amenazando  a sus operarios con que, en el caso de no acatar al plan de retiros, Prosidar bajará las persianas. La fábrica nunca dejó de trabajar, desde que arrancó la cuarentena, por tener trabajo y ella misma considerarse, sin argumentos, “tarea esencial”.

Mientras los casos de Covid-19 se incrementan de forma veloz y feroz y Avellaneda se ubica como uno de los distritos con mayor cantidad de infectados por cantidad de habitantes (superando los 3300), los dueños de la metalúrgica incumplen con los protocolos, no proveyendo a los trabajadores de los elementos de seguridad e higiene indispensables y básicos (alcohol, barbijos, mascarillas, antiparras).

A estos atropellos se le suma qué no han abonado el aguinaldo en fecha e informaron que el sueldo del mes de agosto será abonado con reducciones.

Todo esto fue pactado previamente con la UOM. Recordemos que en abril el gremio acordó una reducción salarial, excusando “un esfuerzo para que no hayan despidos”.

Este ataque se encuadra en el contexto que atravesamos los trabajadores, donde las patronales se montan en la crisis para atacar los convenios, salarios y, como en este caso, despedir con el afán de cambiar trabajadores por otros con menor salario y peores condiciones laborales. Pero en Prosidar se agrega un elemento de importancia. La reducción de los puestos en la planta tiene el fin de atacar la organización gremial. Estos nuevos cuatro despidos son un intento de socavar la comisión interna combativa.

El pasado miércoles se realizó una audiencia convocada por el Ministerio de Trabajo en la cual se dictó la conciliación obligatoria. La patronal, con ánimo de romper la lucha, propuso que los despedidos queden licenciados, que no entren a su puesto de trabajo durante la conciliación y les pague el salario. Y se “compromete” a abonar los sueldos y aguinaldo adeudados, pero sin desarrollar tiempos y plazos.

Como respuesta, los operarios informaron que acatarán la conciliación obligatoria el próximo lunes 20, si dejan entrar a los cuatro despedidos. Si no es así mantendrán el paro y medidas de luchas a resolver en asamblea.

“Acá estamos todos los compañeros, aguantando, porque lo tenemos que hacer unidos. Esto no pasa solo acá, está sucediendo en muchas fábricas. Somos solamente 19 compañeros de UOM. La empresa puede ‘aguantar’ tranquilamente. Pero sabemos que la idea de la empresa es achicar sus costos a costa de los trabajadores”

Desde la Coordinadora Sindical Clasista y el Partido Obrero nos solidarizamos con los trabajadores de Prosidar en lucha por la reincorporación de todos los despidos y el pago de aguinaldo.

Reclamamos la urgente reincorporación de todos los trabajadores.

Exigimos a la Unión Obrera Metalúrgica la convocatoria de asambleas en todos las plantas, para discutir un plan de lucha que le ponga un freno a estos ataques.

Que la crisis la paguen los capitalistas.