01/07/2004 | 857

Quiero denunciar una serie de hechos. Por un lado se estaría por trasladar la sección Montaje a General Pacheco, provincia de Buenos Aires, a unas dependencias que actualmente Scania tiene en esa localidad. Esto significaría que, pese a que en estos momentos la fábrica en Tucumán estaría trabajando bien en las secciones Diferenciales y Cajas, sobrevuela sobre ellos la amenaza del traslado de esta sección. Desde hace bastante tiempo no se fabrican camiones y la fábrica sólo se limita a vender diferenciales y cajas a otras Scania del mundo. Esto a pesar de que Scania está importando camiones. Todos estos hechos han abierto varios interrogantes entre la gente. El primero es si no estamos ante un proceso de cierre de la planta tucumana. O si lo que se pretende es transformar a la planta en una simple autopartista (dejaría de ser terminal), lo que significaría que nuestros salarios quedarían congelados y los nuevos trabajadores que se contraten entrarían con un salario inferior. Es importante señalar que la fábrica tomó a unas 50 personas a comienzo de año, pero mensualizados, con remuneraciones de 800 pesos al mes, cuando un mensualizado gana actualmente el doble.


El sindicato, mientras tanto, opina que hay que esperar a ver qué pasa; pero esto, según sus propias palabras significaría, quizás, actuar sobre hechos consumados.


 

En esta nota

También te puede interesar:

Defendamos los puestos de trabajo y evitemos el cierre.
Se suma a la larga lista de empresas que deciden vender sus negocios en el país.
Fueron desalojados el miércoles 4. Este viernes movilizan a la Municipalidad de Quilmes.
Que la crisis la paguen los capitalistas y los funcionarios que sostienen este régimen