08/03/2007 | 982

Quieren privatizar el Astillero Río Santiago

Urien, un "pollo" de Barrios de Pie

Las asambleas de sección y una asamblea general de fábrica han votado un reclamo salarial de 2.300 pesos de mínimo. Con este mandato, el ARS movilizará al Ministerio de Trabajo. Los obreros del Astillero hacen punta con un programa para todos los trabajadores estatales de la provincia de Buenos Aires.


 


La convocatoria del Astillero ha dejado a Urien -hombre del cajero De Vido y presidente del ARS- más aislado que nunca. A pesar del apoyo de la CTA, Urien ya había fracasado rotundamente tiempo atrás cuando la emprendió contra el Cuerpo de Delegados y la organización sindical. Ahora, el promocionado precandidato a gobernador por Barrios de Pie, anunció que el Astillero podría pasar a la Nación como parte de un plan de reactivación de la industria naval.


 


Desde su asunción como presidente del Astillero, Urien quiere avanzar en la privatización de la fábrica y tercerización de los trabajos de reparación. Lejos de ello, ha paralizado el Astillero. Se demora la finalización de un buque para un armador alemán y se retrasa el comienzo de los trabajos para Venezuela (la chapa que llegó para realizar estos trabajos no está debidamente certificada, además de representar menos del 5% de la necesaria). De las anunciadas Patrulleras de Alta Mar no hay noticias, mientras las gradas siguen vacías. Se rechazan trabajos que se podrían hacer en la grada intermedia, con la promesa de otro buque para Venezuela.


 


El agente de De Vido quiere poner el ARS al servicio de la parasitaria industria naval agrupada en la Fina (con la que ya firmó varios convenios), asociándola a los astilleros privados. La “nacionalización” apunta a hacer del Astillero una Sociedad del Estado (una suerte de Enarsa) para asociarla a los privados. A Urien lo terminó de deschavar un reconocido diario de las finanzas: “el traslado a Nación podría significar un paso importante para privatizarlo (al ARS) a un grupo de inversores extranjeros, liderados en el país por un reconocido empresario del sector” (Ambito Financiero, 1/4). Urien está buscando entregarle a una empresa vinculada a Techint (Beltrame) los talleres de locotractoras con sus grúas de 40 toneladas. El mismo taller, supuestamente recuperado para la zona franca, sigue sin estar bajo la administración del ARS.


 


En esta dirección se orientan también las llamadas “leyes navales” que apoya ATE Ensenada, que subsidian a los astilleros privados. La Ley Dovena, defendida por Urien, subsidia a los privados con fondos públicos (financiamiento por el Banco Nación en la modalidad “leasing”, fondos fiduciarios). Los “nacionalistas” que promueven las leyes navales han abandonado hasta el planteo de la “reserva de carga”, supuestamente dirigido a fomentar el armado nacional de buques.


 


Urien quiere aprovechar el traspaso para liquidar el convenio colectivo del ARS, quitarle a los trabajadores la obra social y los aportes al IPS, y avanzar en la flexibilización de las condiciones de trabajo. La lucha salarial del ARS lo ha dejado pedaleando en el vacío.


 


La fábrica se ha levantado contra todas estas intentonas. Rechazó la entrega del taller a Beltrame y definió el reclamo de un salario básico mínimo de 2.300 pesos.


 


Las próximas elecciones de ATE plantean el gran desafío de formar una lista antiburocrática representativa de las secciones y votada por los trabajadores del Astillero para recuperar la seccional ATE Ensenada de manos de la burocracia blanca.


 


Planteamos la lucha por un salario básico mínimo de 2.300 pesos.  Fuera Urien: por un Astillero 100% estatal bajo control de los trabajadores. Defensa del convenio y la obra social; jubilación del 82% móvil y estatización integral del sistema jubilatorio, bajo control de trabajadores y jubilados. Derogación de todas las leyes y decretos que habilitan la privatización del ARS. Paritarios responsables y revocables ante la asamblea; unidad con todos los sectores que luchan por la recuperación de las organizaciones obreras de manos de la burocracia.

También te puede interesar:

El Frente de Todos continúa con una política salarial de ajuste.
Abajo el régimen de hambre y saqueo de las últimas décadas.
En vísperas de una gran jornada nacional piquetera contra el hambre.
La reactivación de la fábrica deberá ser tarea de los trabajadores.