31/07/2020

Reclamo de repartidores de apps en Merlo

Unos 50 repartidores de Merlo, mayormente de Pedidos Ya, algunos de Uber Eats y Glovo, junto a otros independientes se concentraron frente a la Municipalidad de Merlo en el día de ayer en reclamo por hechos delictivos que vienen sufriendo en los últimos meses. Algunas bicicletas, pero mayormente motos, se mezclaron con familias que reclaman justicia por sus parientes asesinados en ocasión de robos (como el chofer de colectivos Federico Rivero). La concentración, que se dirigió por la avenida Libertador de Merlo hasta la plaza de la estación, se detuvo allí, cortando el tránsito por unos minutos y finalmente volvió a la Municipalidad para terminar con la acción.

Al grito de “seguridad” y de insultos contra Gustavo Menéndez, el reclamo puso el acento sobre la responsabilidad del intendente en su gestión. La comisaría 1° de Merlo, que está enfrente del Municipio, fue soslayada. La multiplicación de casos delictivos tiene la complicidad policial por las zonas liberadas y hasta los “peajes” que cobran los jefes de calle para “hacer la vista gorda”. El narcotráfico, el Estado Municipal y la Policía trabajan en tándem.

Las patronales de las apps también son responsables de la “seguridad” de sus empleados. Los reclamos deben orientarse, además, hacia ellas. La moto o la bicicleta son herramientas de trabajo de los repartidores que generan ganancias a estas empresas. Tienen, por lo tanto, estas patronales la responsabilidad de asegurarlas, colocar sistemas de localización satelital, vestir con protecciones al motero (casco, camperas, pantalones) y costear las ART por el riesgo que se sufre en este trabajo.

 

 

   

En esta nota