06/10/2021

Reforma laboral en Toyota: una “asamblea” bajo presión del Smata

Con la colaboración de la burocracia sindical, la patronal logra hacer pasar su política.

Finalmente, Toyota logró la aprobación de su reforma laboral en una asamblea realizada el pasado viernes; se votó la aceptación de la extensión de la semana laboral a cambio de un bono por sábado trabajado, un franco móvil y la efectivización de 1.012 contratados que, de todos modos, queda sujeta a una evaluación de aquí a fin de año.

La obligación de trabajar los sábados, trocando lo que deberían ser horas extras por horas normales, y el establecimiento de un franco móvil, de dudosa aplicación, constituyen un golpe frontal al convenio colectivo.

Con esto, la automotriz japonesa se asegura aumentar las horas de producción para sus camionetas a un costo menor; en lugar de aumentar la producción en base a nuevas inversiones y la ampliación de su planta lo hace apelando a una mayor explotación directa.

La asamblea, convocada “de apuro”, votó por mayoría la propuesta de la patronal. La votación estuvo condicionada desde el principio y se realizó bajo fuerte presión del Smata. Los puntos dudosos no fueron explicados y no hubo oradores en contra, aunque delegados del sector Pintura hicieron campaña por el “No”, lo que derivó en una fractura de la comisión interna. La urgencia en forzar una aprobación cortó la posibilidad de una mayor deliberación y el posible crecimiento del rechazo.

El anzuelo de la efectivización de 1.012 contratados -presentado como una conquista cuando, según la ley vigente, debieron haber sido regularizados hace mucho- debe ser desenmascarado ya que queda sujeto a una evaluación posterior, es decir que está condicionado.

En lugar de organizar a los trabajadores para defender el convenio colectivo, exigir el pase a planta luego del período de prueba y luchar por la recuperación del poder adquisitivo, el Smata actúa como fuerza de choque de los planes patronales.

La burocracia sindical cuestiona la reforma laboral “de la boca para afuera” pero la acompaña con su firma sector por sector. Es lo que viene haciendo desde hace un año en las Mesas Sectoriales impulsadas por el Ministerio de la Producción, junto a las cámaras empresarias.

El acuerdo Smata-Toyota refuerza la ruta de la reforma laboral, en esta etapa, y el papel de la burocracia sindical como garante. En contraste, el plenario de la CSC, realizado días atrás, resolvió desarrollar una gran agitación, con actos en las plantas y un folleto especial.

También te puede interesar:

El candidato a diputado nacional por el FIT- Unidad recorrió Mar del Plata, Necochea, Villa Gesell y Madariaga.
Demostró lo bajo de los aportes patronales, y que su reducción solo implicaría un golpe a las jubilaciones y la salud.
El 30 a colmar Plaza de Mayo para establecer una salida de los trabajadores. Escribe Eduardo Salas.
Se abre para los estudiantes de la universidad una perspectiva de organización independiente de todos los gobiernos y los ajustadores.
Extraordinario incremento de la explotación de la fuerza de trabajo.