26/04/2001 | 704

Reincorporemos a los despedidos con una lucha a fondo

La patronal de Firestone despidió a más de 45 compañeros y siguen los telegramas. Es la esperada respuesta a una asamblea de principios de marzo que unánimemente rechazó un planteo de rebaja salarial del 40 por ciento con la amenaza de los despidos. Esta decisión de los trabajadores la convenció de que sólo una derrota de éstos le permitiría ir a fondo con sus planes: reducción de personal, rebaja salarial, aumento de los ritmos de trabajo, reemplazo de efectivos por contratados, etcétera.


Los compañeros pararon ante la llegada de los primeros 15 telegramas el miércoles 18 y cada turno que entraba hacía huelga de brazos caídos. El jueves por la mañana, la empresa directamente no permitió el ingreso del personal en lucha. Sólo entraban los carneros. Se había preparado para esto en los meses precedentes acumulando stock.


La interna, dirigida por Micheloud, un concejal del Frepaso, de Esteban Echeverría, denunciado por manejar discrecionalmente los Planes Trabajar, trabaja de bombero. Plantea esperar pasivamente la conciliación obligatoria «con los despedidos afuera». Es una línea de derrota.


En el volante que se adjunta, el Partido Obrero planteó responder con una lucha a fondo.

En esta nota

También te puede interesar: