02/08/2020

Repudio nacional de la docencia a la paritaria de aumento cero

La denuncia por parte de los sindicatos combativos alertó a la docencia, que protagoniza conflictos en nueve provincias.

Foto: Juan Diez / Ojo Obrero Fotografía / @mr.j.ten

El reciente acuerdo paritario firmado por la central docente Ctera fue de cero aumento hasta fines de año, extendiendo apenas el cobro de una suma extraordinaria en negro del Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid) por Covid-19 hasta noviembre. Sin embargo,  fue presentado por el gobierno, la burocracia sindical y los medios como un aumento salarial. Lo cierto es que, de no haberse efectuado la extensión de este pago en negro, la paritaria nacional no solo no habría establecido un incremento sino que hubiera consagrado una grosera reducción salarial.

La denuncia de esta entrega de parte de los sindicatos combativos de la Lista Multicolor y de Tribuna Docente alertó a la docencia y detonó el repudio, incluso de sectores oficialistas.

Así fue el caso de la asamblea provincial de delegados de la Asociación de Maestros y Profesores de La Rioja (AMP), dirigida por el secretario de Derechos Humanos de Ctera, Rogelio De Leonardis, que votó “la disconformidad con el Acta Paritaria Nacional en su punto 1 por insuficiente, ya que lo que se firmó es la continuidad de lo que ya se venía percibiendo”. Pero donde el rechazo tuvo una amplitud sorprendente fue en Santa Fe, donde la secretaria general de Ctera, Sonia Alesso, detenta la conducción de la gremial provincial, Amsafe.

Nueve provincias en conflicto

La entrega de Sonia Alesso y Roberto Baradel abrió de par en par las puertas a los gobernadores para desconocer acuerdos pre-existentes o congelar directamente las paritarias, algo que en el acta firmada por Ctera ya es indicado como una “preocupación”, ante “la falta de cumplimiento de acuerdos paritarios provinciales, atrasos salariales, el pago del aguinaldo en cuotas en Ciudad de Buenos, Chubut, Río Negro, Neuquén, Mendoza, Tierra del Fuego, Catamarca, Corrientes, Santa Cruz, Chaco y La Rioja”.

Como resultado de ese panorama inaceptable, ante el cual hubiese correspondido el retiro de Ctera de la discusión paritaria, hay conflictos en CABA, Neuquén, Chubut, Entre Ríos, La Rioja, Mendoza y Chaco, con paros virtuales de entre 48 y 120 horas, y medidas de fuerza en preparación por parte de Amsafé-Rosario, o de las seccionales dirigidas por la Lista Multicolor de Suteba (Provincia de Buenos Aires), que ya habían cerrado la primera mitad del año con medidas de fuerza.

La integración de la dirección de Ctera al gobierno del Frente de Todos es un canal para hacer pasar una reforma laboral en los hechos, vulnerando el estatuto del docente y la avanzada contra las cajas jubilatorias. Las luchas que se desenvuelven en estas provincias son producto de la intervención independiente de los sindicatos y seccionales Multicolores, y del activismo, que está experimentando un agudo choque con la burocracia de Ctera.

El impuesto a las grandes fortunas “al revés”

En el acta paritaria se registra también el ataque a las cajas jubilatorias de Entre Ríos y Córdoba.

En Entre Ríos, el gobernador Gustavo Bordet envió y logró aprobar en la Legislatura provincial una ley de expropiación de los jubilados, bajo el nombre de “Ley de solidaridad”. Esta ley solidaria, “en razón del estado de emergencia declarado”, impone en su artículo 6 que los trabajadores jubilados deberán hacer “aportes solidarios extraordinarios, los que serán calculados en forma proporcional al nivel de ingresos, a detraer sobre el monto total nominal liquidado a cada uno de los beneficiarios de la Caja de Jubilaciones y Pensiones de la provincia de Entre Ríos,  con destino a cubrir el déficit previsional”, que van desde el 4 al 10 por ciento de descuentos. Una verdadera expropiación.

Nada dijo la dirección de Ctera ante este ataque histórico del gobernador del Frente de Todos.

Pero Córdoba y Entre Ríos no son las únicas. En la provincia de Buenos Aires se está vaciando el Instituto de Previsión Social. Además, el gobernador Axel Kicillof utiliza fondos de la obra social provincial IOMA para subsidiar, con más de 400 millones de pesos mensuales, a los capitalistas de la salud privada, en detrimento de asistencias esenciales a los trabajadores docentes y estatales bonaerenses. En los últimos días, el ministro Nicolás Trotta anunció que se viene el rescate de parte del Estado de las patronales de la educación privada, ante la caída de las cuotas, mientras para el trabajo de los docentes que bancan la continuidad pedagógica en medio de la pandemia el funcionario sugiere… créditos para comprarse computadoras.

Redoblar un plan de lucha de la oposición docente

En los últimos ocho meses, la burocracia kirchnerista de Ctera permitió cientos de miles de despidos, la imposición del teletrabajo y una mayor precarización laboral, cero avance en la infraestructura, congelamiento salarial y los avances de destrucción jubilatoria y vaciamiento de las obras sociales. La dirección de Sonia Alesso es el ariete de una reforma laboral de hecho contra la docencia y de un vaciamiento de la educación pública.

Tribuna Docente propone redoblar un plan de lucha de toda la oposición antiburocrática y clasista por todas nuestras reivindicaciones, y por la recuperación de nuestros sindicatos.

También te puede interesar:

Reclamemos el 40% y los protocolos obreros por el Covid.
Por 40% de aumento docente y continuidad del Piedas para todos los compañeros sin cargo.
Vamos a organizarnos en contra de las reformas antieducativas.
Comienza a discutirse la propuesta salarial de la paritaria vencida en julio.
Por qué hay que echar a ADoMis de UDPM.