Sindicales

27/12/2015

|
1395

Reunión nacional de la Naranja de ATE: vamos por un congreso nacional de delegados de base


Se realizó en Mendoza el plenario nacional de la Naranja de ATE. Además de las delegaciones con referentes de distintas provincias, la reunión contó con la destacada presencia de más de 50 directivos de ATE Mendoza y de las seis seccionales donde ganó la Naranja en la provincia.


 


El día anterior se había realizado el plenario de la Naranja mendocina, que contó con la presencia de más de 200 delegados de ATE y a la que dirigentes de Tribuna Estatal nacional fuimos invitados a dar el informe inicial sobre la situación política y gremial.


 


La llegada de Macri al gobierno abrió un nuevo escenario para los estatales. La devaluación, el tarifazo y la quita de las retenciones están profundizando el proceso inflacionario. Por otro lado, el macrismo ha lanzado una campaña estigmatizante sobre los empleados públicos, buscando generar las condiciones políticas para proceder a despidos masivos. En muchas provincias y municipios se viven crisis más profundas. Cornejo en Mendoza retrasó el pago de sueldo y Vidal en Buenos Aires planteó que no tenía plata para pagar salarios y que tuvo que pedir fondos al gobierno nacional.


 


En el plenario del sábado, los compañeros destacaron la importancia de la reunión como un plenario fundacional. En las intervenciones se destacó que mientras UPCN ya salió a apoyar al ministro de Trabajo Triaca, nuestra conducción nacional de ATE está bastardeado al extremo las convocatorias a paros, para los cuales no hacen ningún trabajo en la base y nos enteramos por mail un día antes. Buscan esconder con medidas aisladas y testimoniales que no tienen intenciones de desarrollar la lucha de los trabajadores.


 


Otros compañeros destacaron que el hecho de que la lista nacional opositora de ATE haya sido encabezada por Raquel Blas, sirvió para que en todo el país se sepa que hay otro ATE posible. Un ATE donde todos los delegados concurran a las reuniones paritarias, donde los plenarios sean con mandatos de base y donde los acuerdos paritarios se plebiscitan mediante el voto de todos los trabajadores. Donde los paros sean reales y se desarrollen planes de lucha para conquistar reivindicaciones.


 


En función de darle una respuesta de conjunto al ajuste en marcha y una salida a la parálisis y la fractura del sindicato, resolvimos lanzar una fuerte campaña por un congreso nacional de delegados de base con mandato. Un congreso de estas características serviría para unificar a los estatales de todo el país en un plan de lucha común por el salario y la estabilidad laboral. En ese sentido, hemos sacado una declaración nacional en la que apoyamos la exigencia a que se convoque a ese congreso antes de fines de febrero, que mediante carta documento ATE Mendoza ya solicitó al secretario general de ATE.