10/09/2020

Revés del gobierno en su intento de avanzar contra Cerámica Neuquén

A reforzar las guardias y la solidaridad con los obreros ceramistas.

Un nuevo intento del gobierno neuquino, la Justicia y la expatronal de proceder en el remate de Cerámica Neuquén no ha prosperado. Aunque la ofensiva contra los obreros se mantiene vigente y puede repetirse en cualquier instante, el freno operado hoy es una derrota política del gobierno.

Rápidamente, los obreros de Cerámica Neuquén pararon la producción, se plantaron, siendo acompañados por sus vecinos de Fasinpat (exZanon) que también pararon la producción y se acercaron. En unos minutos, un amplio abanico de organizaciones se hizo presente en los portones.

Es que esta vez, el martillero público y los funcionarios judiciales fueron acompañados por un amplio apoyo de la policía provincial. Dos furgones de la policía especial estaban apostados a tan solo un kilómetro de la fábrica, listos para actuar. Este hecho importa, porque la decisión política de que esté allí la policía provincial es de entera responsabilidad del gobierno de Gutiérrez. Vale recordar que en audiencias, anteriormente, el gobierno se había comprometido a no disponer de la fuerza.

La decisión del Estado de terminar con la experiencia obrera ceramista es férrea. Es que en un contexto provincial conmocionado por el avance de la pandemia, la saturación y colapso del sistema de salud, de nuevos despidos y suspensiones, el gobierno está ocupado en golpear una enorme experiencia obrera que ha mantenido los puestos de trabajo, no solo en Cerámica, sino también en Fasinpat y Stefani.

Detrás del remate, la vieja patronal y el Estado no abandonan sus fuertes intereses. Es que por un lado, la empresa busca obtener mejores condiciones para hacerse de valiosos terrenos para destinarlos a la especulación inmobiliaria. Y por el otro, la intención del Estado de terminar con la experiencia ceramista como parte de una ofensiva más general contra los trabajadores.

Pasadas varias horas de aguante, el gobierno tuvo que llamar señalando que dejaría sin efecto la orden. Los obreros/as y el sindicato ceramista no bajarán el estado de alerta y han reforzado las guardias con una enorme participación de las organizaciones populares.

Apoyamos con todo a los obreros ceramistas y, junto a la lucha contra el remate, batallamos por una salida de fondo con la expropiación sin pago y la estatización bajo gestión obrera.

También te puede interesar:

La burocracia de Uatre negocia con el gobierno y la patronal frutícola sin asambleas ni plan de lucha.
Fin de las concesiones, ¿abre un nuevo negociado?
Indicadores sociales y económicos desmienten el relato oficial.