25/09/2020

Río Negro: el 26 a las calles, por la zona desfavorable

Volverán a unir fuerzas en Villa Regina rurales y empacadores/as organizados de forma independiente. Se profundizan las medidas y el plan de lucha.

Los y las trabajadoras rurales, a los que se suman cada vez con más fuerza los y las trabajadoras del empaque han votado salir nuevamente a las calles el sábado 26 en Villa Regina por el inmediato otorgamiento del plus por zona desfavorable, un derecho laboral reconocido en la ley, pero negado en los hechos de parte de la patronal y durante todos los gobiernos.

La continuidad que le han impreso al plan de lucha es un proceso cada vez más consciente, organizativo e independiente, que crece día a día. Este proceso, que ha chocado con ataques de diferentes sectores, también los logrado sortear.

Hasta el momento, un importante porcentaje del movimiento obrero de la fruta, que mediante asambleas da continuidad a su plan, y que a la vez crece en combatividad y organización tiene epicentro en Villa Regina. Así y todo, y en medio de una pandemia mundial han logrado llegar a compañeros y compañeras de otras localidades de la

provincia, pero también de otras provincias, como las de Neuquén, La Pampa y Tucumán. En el caso de la última porque todas las temporadas de cosechas llegan miles, que es necesario sumar a la lucha para ganar fuerza. Que al día de hoy no se haya masificado aún más esta gran lucha, que podría ser de masas en pocos meses, con miles en las calles cortando las rutas, como se ha hecho y se debate seguir haciendo se explica por varias razones.

En primer lugar hay que mencionar los mecanismos de explotación laboral y aprietes que surgen de una patronal frutícola, que resulta ser de las más explotadoras. De hecho, como se ha denunciado, la patronal frutícola se vale en miles de casos de la analfabetización de los y las trabajadoras rurales, principalmente. En segundo lugar, estos mecanismos cuentan con el acompañamiento propio Estado, y por lo tanto los sucesivos gobiernos, que junto con la justicia le dan una red de impunidad a la patronal. Trata de personas, súper explotación y cada día menos derechos laborales son pruebas de ello. En tercer lugar hay que mencionar a la descompuesta burocracia de todos los sindicatos de la fruta, que adheridas a las patronales y el Estado se han encargado durante décadas de engañar y traicionar, vaciando las obras sociales, desorganizando y entregando en bandeja a miles y miles de trabajadores y trabajadoras, y todos sus derechos. Esto lo demuestra los beneficios que han recibido siempre de la patronal y el Estado, como el plus por zona desfavorable, mientras los y las trabajadoras se encuentran por debajo de la línea de pobreza, por miles desocupados o trabajando en negro.

El sábado se espera que durante la asamblea a realizar se debatan los pasos a seguir cuando la cosecha de la fruta de carozo está a menos de dos meses de comenzar. Los y las trabajadoras saben que puede ser un quiebre definitivo en esta lucha si se confluye en un paro general de la actividad, que puede paralizar la producción y poner en

jaque tanto a la patronal como al gobierno.

Llamamos a cada trabajador y trabajadora rural, del empaque, del frío y de prensa, a sumarse a esta lucha. A realizar asambleas en cada lugar de trabajo que voten delegados y delegadas clasistas, que defiendan a capa y espada los intereses de los y las trabajadoras. De igual manera, convocamos a todo el movimiento obrero ocupado y desocupado, y al activismo a rodear de solidaridad, y acompañar en las calles esta gran lucha, y el reclamo de este tan legítimo derecho.

Todo el apoyo compañeros y compañeras. Por un congreso del movimiento obrero de la fruta.

¡Zona desfavorable ya!

También te puede interesar:

Por abajo, se expresó un fuerte rechazo en hospitales.
Ocurre en la chacra de Vodanovich Nestor Oscar (ex Rosettani), con el amparo de Juntos Somos Río Negro y el Frente de Todos. La dirección de Uatre de Río Negro y Neuquén cruje.
¡Ni una menos! El Estado es responsable.
Hoy por la tarde habrá movilizaciones en toda la provincia.
Una muerte anunciada. Otra vez, el Estado es responsable.