24/08/2020

Río Negro y Neuquén: la burocracia de la fruta dilata las paritarias

Organicemos asambleas y plenarios contra esta política anti obrera.

Los trabajadores rurales (Uatre) ya casi han terminado la temporada de poda, que comenzó hace ya dos meses, y las paritarias para esta actividad tan necesaria en el ciclo de la fruta no han cerrado. Por otro lado las paritarias del empaque (Soefryn) de post temporada han comenzado, pero según comentan los trabajadores a Prensa Obrera, se estira siempre hasta fin de año. En el caso de los trabajadores de las cámaras de frío (Stihmpra) no ha habido novedades respecto de las paritarias, siendo el desempleo en esta época una moneda corriente también. La lógica de las burocracias es la misma: estirar para devaluar el salario a índices de pobreza, en beneficio de la patronal, intentando imponer una reforma laboral de hecho. Esta ha sido la política de la actual conducción de la fruta durante décadas. A la par, defienden sus propios privilegios, como el plus de zona desfavorable que se les niega a todos los trabajadores y trabajadoras de la fruta.

El día de un trabajador rural supera apenas los $1400, llegando por mes a un salario no superior a $30.000. Esto, siempre y cuando no se pierdan días laborales por el mal clima (una estafa del convenio colectivo de la Uatre). Hay que mencionar, además, que una gran masa de los trabajadores en esta actividad, al día de hoy, está desempleada. En el caso del empaque, el día promedia alrededor de los $2100, pero el cuadro es de otro tenor. El 90% de la masa de trabajadores está desocupada ya desde el mes de mayo y los pocos que trabajan solo lo hacen pocos días hasta la próxima temporada, es decir el próximo año, recién en febrero. Un cuadro similar puede leerse entre los trabajadores de las cámaras de frío.

A la par de este terrible cuadro para los y las trabajadoras de la fruta, la carestía no ha cesado. La inflación incesante, sobre todo en alimentos, el desempleo, el aumento del dólar que devalúa los salarios en pesos y el no cierre de las paritarias son un combo que coloca a los y las trabajadoras en una encrucijada, debajo de la línea de pobreza. En muchísimos otros casos, coloca a las familias directamente en la indigencia.

El no cierre de las paritarias, en un cuadro de profundización de la crisis debido a la pandemia del coronavirus, pegó como nunca en la economía de las familias trabajadoras y es una entrega más de la burocracia que está al frente a los sindicatos de la fruta en Río Negro y Neuquén.

Proponemos realizar asambleas y plenarios de bases para debatir este crítico cuadro, sobre todo en la perspectiva de construir una salida independiente y de los trabajadores en cada uno de los sindicatos de la fruta, abriendo y abonando aún más el camino iniciado por los y las rurales organizadas de Villa Regina.

Por un salario igual a la canasta básica familiar. Paritarias ya. Por un subsidio de $30.000 al parado. Por un congreso de todo el movimiento obrero de la fruta.

También te puede interesar:

Preparemos una gran columna de luchadoras contra el hambre, el ajuste y los femicidios.
En toda la provincia se expresaron los reclamos de trabajo genuino y contra el ajuste del FMI.
Enorme movilización le responde al gobierno.
Las bases de Kleppe SA se le plantan a la patronal y la burocracia de Soefrnyn.
Hagamos activo el paro con asambleas, piquetes y movilizaciones. Por un congreso general de toda la docencia rionegrina.