Sindicales

7/9/2020

Rosario: la causa trucha de Rock&Feller’s para barrer con la organización de los gastronómicos

Entrevistamos a Facundo Paiva, que enfrenta el juicio por desafuero, y a Daniela, también representantes gremial.

Facundo Paiva, delegado de UTHGRA (sindicato de gastronómicos) en Rock&Feller’s de Rosario, donde trabajan cerca de 260 trabajadores y trabajadoras -en su mayoría menores de 30 años-, fue citado para el pasado viernes 4 a los Tribunales Provinciales por el Juzgado Laboral de primera instancia, a cargo del doctor Fabián Vega, por la causa que le abrió la patronal de Rosental, que intenta a partir de falacias avanzar en un juicio de desafuero quitarle sus derechos como delegado -en el marco de la ley de Asociaciones Sindicales- para barrer con la organización gremial en la empresa.

La Coordinadora Sindical Clasista – Partido Obrero se hizo presente en la convocatoria que se realizó en los Tribunales apara apoyar al delegado. Allí Prensa Obrera entrevistó a Facundo, y a Daniela, también delegada de la firma.

¿Cómo empezó el proceso que derivó en la citación de hoy?

F: Lo que me trae a Tribunales empieza en el 2019, cuando hicimos en la sucursal de El Alto un cacerolazo tras haber impulsado muchos reclamos con mi compañera delegada: blanqueo de personal, horas nocturnas, horas extras, todo lo que deriva de una mala registración. También exigíamos que se le ponga un freno a la persecución sindical que vivimos con los compañeros. Hay mucho maltrato, mucho acoso por parte de la gerencia. La empresa tergiversa manifestaciones mías para acusarme de cosas inventadas. para armarme una carpeta y avanzar con este juicio por desafuero. Cuando entramos al Juzgado, quedó claro que apuntan a mi despido.

Organizaron una acción de protesta hace unos meses. ¿En que derivó?

F: Sí. Eso fue el 10 de julio, en simultáneo en las dos sucursales, la de Oroño y la de El Alto. Hicimos un cese de actividades por falta de pago. No se estaban pagando bien las licencias ni los aguinaldos. A una compañera le estaban ninguneando el sueldo, solo le estaban pagando $15.000 del ATP.

D: No reconocían los certificados médicos, dicen que no tienen validez, y no te pagan. Además estamos anotados por cuatro horas, y el resto es plata en negro que puede llegar como no. Todo esto fue el detonante del cese de actividades del 10 de julio.
F: Después de esa movida, pusieron a otro gerente a hablar con nosotros. Se muestran más empáticos, pero las respuestas no las dan. Sobre la base de que pagan una parte en negro, dicen: “a vos te pago, a vos no”.
D: A partir del 10 de julio nos dijeron que el problema era nuestro interlocutor, el gerente. Entonces cambiaron de interlocutor, pero siguieron apretándonos. Nos armaron una pantalla, y ahora esto.

¿Hay algo más que quieran agregar?

F: Agradecemos a todos los que se acercaron. Esto es algo que le puede pasar a cualquier trabajador, no importa el rubro que sea. Nuestra patronal es una empresa con mucho poder. Cuenta con abogados, con una asesoría y un poder económico importante que vuelcan a este tipo de ataques, que son hacia todo el movimiento obrero. Gracias por estar.